GOLPE MILLONARIO

Un grupo comando se llevó 9 millones de Pollolín

En el semáforo de San Luis e Illía interceptaron a dos empleados que llevaban la recaudación.
miércoles, 17 de febrero de 2021 · 17:06

Con datos certeros y una planificación precisa, que incluyó uno de los delincuentes vestido con uniforme policial, emboscaron a los encargados de llevar la recaudación de una importante empresa avícola de Cipolletti y a punta de pistola se apropiaron de un bolso con la recaudación de todo el fin de semana, que alcanzaba a una suma superior a 9 millones de pesos. 

En la transitada esquina de Illía y San Luis, los empleados de la avícola esperaban la habilitación del paso del semáforo, apenas unos minutos después de salir de la planta central de la empresa y recorrer los casi 900 metros que hay hasta ese importante cruce. Allí, uno de los ladrones, vestido de policía se paró por delante de la camioneta Chevrolet S10 y le apuntó al conductor, mientras que otro apareció desde atrás y golpeó fuertemente en la cabeza al acompañante.

Bajo amenazas, obligaron a los dos empleados a bajar de la camioneta, que no podía ni avanzar ni retroceder, ya que había sido encerrada por dos vehículos. Inmediatamente uno de los ladrones subió al vehículo de la empresa Pollolín, mientras que el otro trasladó los bolso con dinero a uno de los autos, que escapó rápidamente del lugar. 

Luego de unos minutos y de un importante operativo cerrojo implementado por la Policía, la camioneta apareció abandonada en la zona rural y quedó resguardada para que el personal del Gabinete de Criminalística realice diferentes pericias y detectar rastros que permitan identificar a los autores.

Tomó intervención la Comisaría 32ª y se hizo cargo de la investigación la fiscal Eugenia Vallejos, quien solicitó información al 911 que a través de las cámaras de seguridad logró identificar a uno de los autos utilizados por los delincuentes, aunque desde el Ministerio Público se excusaron en brindar más datos para no entorpecer el trabajo de los pesquisas. 

De acuerdo a las fuentes consultadas, el grupo comando trabajó con información precisa que creen que se filtró desde la misma empresa, ya que tenían conocimiento de la hora en la que saldrían los empleados para hacer el deposito correspondiente luego de cuatro días sin funcionamiento de los bancos. También sabían cuál era el vehículo que utilizarían y que la forma de emboscarlo más segura era en la esquina de San Luis y Circunvalación, que les permitía una salida rápida hacia la zona rural, el tercer puente o la Ruta 151.

 

Comentarios