INSTRUCCIÓN TRÁGICA EN BAHÍA CREEK

Cara a cara entre los familiares y los instructores del COER

El abogado de Mandagaray solicitará medidas para que los Jefes no puedan acercarse a los testigos.
jueves, 29 de abril de 2021 · 00:00

Se cumplen 14 días de la muerte del policía Gabriel Mandagaray, ahogado en Bahía Creek durante una práctica de del grupo especial COER, y por primera vez se realizará una audiencia en la que los instructores separados de sus cargos preventivamente se verán las caras con los padres del oficial, el comisario General Antonio Mandagaray y la comisarío Mayor Adriana Fabi.

La audiencia no será para formularle cargos al Jefe de COER de Viedma Alejandro Gattoni; ni a su par de Cipolletti, Alfredo Nahuelcheo; tampoco a los sargentos Maximiliano Vitali (COER Viedma) y Marcelo Contreras (COER Bariloche); ni a los responsables de capacitación de la Jefatura, el comisario General Carlos Víctor Grasso y  el comisario Inspector Oscar Alberto Szymansky. Pero de allí pueden llegar a salir, si el Juez de Garantías lo dispone, con restricciones de conducta.

El abogado de la familia Mandagaray, Damián Torres solicitó que fije una prohibición de acercamiento a los demás oficiales que participaron de la capacitación en Bahía Creek y de esta manera protegerlos para que se sientan tranquilos y sin presiones a la hora de ser citados a declarar.

La querella cree oportuna la audiencia ya que en plena tarea de investigación el fiscal Guillermo Ortiz y su equipo concentran todas sus energías en tratar de encontrar una cámara Go Pro con el que el responsable de la supervivencia en Bahía Creek grababa las distintas prácticas y según testigos, la utilizaba en el momento en que Mandagaray y sus compañeros Emanuel Quiribán y Fabián Erice fueron obligados a meterse al mar, vestidos, con borcegos y sosteniendo en sus hombros un pesado tronco.

De acuerdo a información brindada por el abogado de Mandagaray, en los últimos días se hicieron diferentes procedimientos en las viviendas de los instructores, pero no se logró dar con la cámara como tampoco con alguna tarjeta de memoria que podría haber sido utilizada para resguardar el archivo.

Trascendió que fueron los oficiales aspirantes para ingresar en el grupo de elite de la Policía de Río Negro quienes coincidieron que el Jefe del COER Viedma, tenía un chaleco con una cámara Go Pro y que grababa cada uno de los movimientos que realizaban. Sin embargo ninguno de los instructores se refirió a la existencia de grabaciones del momento en que los oficiales ingresaron al mar.

Además de conocer detalles de hecho, el fiscal quiere confirmar que no se habían implementado medidas de prevención durante el desarrollo de la actividad. Los policías estaban imposibilitados de poder nadar, porque tenían pesados borcegos en los pies y con los brazos debían sostener un tronco, y no tenían salvavidas, como tampoco había una lancha con guardavidas y menos una ambulancia por personal que pueda atender una emergencia médica.

La autopsia reveló que Mandagaray murió por ahogamiento por inmersión tras un agotamiento físico que le imposibilitó regresar a la costa. El oficial de 25 años muerto le había advertido a sus jefes que no sabía nadar, sin embargo fue obligado junto con sus compañeros a meterse al mar.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios