INTERVIENE EL JUZGADO FEDERAL DE VIEDMA

Secuestran 27 toneladas de un precursor químico producido en San Antonio

La sustancia a granel salió sin ningún tipo de documentación de la planta de Alpat del grupo empresario de Cristóbal López en San Antonio.
domingo, 23 de octubre de 2022 · 18:17

Una vez más, Gendarmería Nacional decomisó una enorme cantidad de carbonato de sodio que era transportado a granel sin ningún tipo de documentación. El procedimiento se realizó el sábado por los integrantes del Escuadrón de Seguridad Vial de Sierra Grande sobre la ruta Nacional 3, cuando detuvieron la marcha de una camión para revisar la carga y no contaba con la autorización para el transporte de la sustancia que tiene una gran cantidad de usos, pero en el mercado ilegal puede ser empleado como precursor químico para la cocina de cocaína.

El operativo fue casual, ya que los efectivos de la fuerza nacional realizaban un operativo de rutina en el cruce de la ruta Nacional 3 y la 23, entre Las Grutas y Sierra Grande. Hasta el lugar llegó un camión Mercedes Benz 1634, el conductor aseguró que había cargado durante la mañana de ayer en la planta que la empresa Alcalis de la Patagonia tiene en San Antonio, propiedad del grupo Indalo del empresario Cristóbal López.

Al correr las lonas del semiremolque y bajar las compuertas, los gendarmes pudieron ver una gran cantidad de bolsones con una sustancia granulosa a granel. Las propias bolsas tenían inscripciones que hacían referencia al carbonato de sodio y al peso de cada una, que era 1.250 kilos.

Para el transporte de este tipo de sustancias, la ley establece que debe ser en vehículos autorizados y además cumplimentar una serie de tramites especiales en los que se debe declarar el uso que se le dará a la sustancia. En este caso, el camionero no tenía ningún tipo de documentación de la carga, por lo que Gendarmería le dio intervención al Juzgado Federal de Viedma, que ordenó el secuestro inmediato de la mercadería.

En el acta quedó especificado que el camión transportaba 22 bolsones de 1.250 kilos, por lo que en total se secuestró 27.500 kilos del producto químico que suele utilizarse de manera lícita en la elaboración de vidrio, papel, detergentes o jabones. Pero también puede servir para la cocina de cocaína, ya que usa como ácido para la obtención de clorhidratos de las sustancias estupefacientes que se producen clandestinamente.

Gendarmería remarcó que la sustancia se encuentra detallada en la Ley 26.045 de Registro Nacional de Precursores Químicos.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios