JUICIO

Piden condenar al chofer de un doble crimen en Añelo

Se trata de Pablo David Toledo, quien condujo un auto hasta la casa en la que fueron asesinados Kevin Vázquez y Alberto Valdebenito en marzo de 2021.
jueves, 15 de diciembre de 2022 · 19:00

Este jueves se realizó la última audiencia del juicio contra Pablo David Toledo, acusado de ser el chofer del auto utilizado en un doble asesinato ocurrido en la localidad de Añelo en 2021. El hecho causó conmoción en la ciudad petrolera por su extrema violencia, y tiene la particularidad de que uno de los homicidas fue también asesinado en el mismo escenario y quien lo mató, su cómplice, está prófugo.

Este jueves el fiscal Andrés Azar solicitó a los jueces Carina Álvarez, Florencia Martini y Gustavo Ravizzoli que se dicte la culpabilidad de Toledo por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego en carácter de partícipe necesario”.

Tras dar por probadas las circunstancias del hecho ventiladas en el juicio, Azar aseguró que Toledo “prestó la colaboración necesaria para que Alberto Valdebenito y una tercera persona no identificada asesinaran a Kevin Vázquez, de 20 años.”

Concretamente el 8 de marzo de 2021 cerca de una de la madrugada Toledo condujo y transportó en un vehículo a Alberto Valdebenito y a otra persona a un domicilio de calle 3 y 19 de la localidad de Añelo. Allí residía Claudia Almuna, junto a sus hijos Kevin y Brian Vázquez, quienes en ese momento se encontraban allí.

Valdebenito y su cómplice ingresaron a la vivienda, armados y al grito de ¿dónde está?... ¿dónde está?. Toledo los esperaba en el automóvil con el motor en marcha.

Una vez adentro se produjo un forcejeo entre los agresores y las personas que estaban allí, producto del cual Valdebenito le efectuó a Kevin Vázquez un tiro en el cráneo y lo mató. Ante esa situación, Claudia tomó un cuchillo y apuñaló a Valdebenito; también lo golpeó con un martillo en la cabeza, provocándole lesiones gravísimas.

Con el propósito de darle muerte a la mujer, el cómplice no identificado abrió fuego en varias oportunidades pero sólo le acertó, por accidente, al moribundo Valdebenito. Le pegó dos tiros en el cráneo y escapó en el auto junto con Toledo.

"Había un plan, una distribución de tareas y Toledo tenía un claro interés de terminar con la vida de Kevin, le había prometido que iba a terminar con la vida de Kevin, esto lo manifestó la señora como su hijo Brian", dijo en su momento la fiscal Sandra Ruixo durante la instrucción del caso.

El tribunal colegiado encargado de juzgar el caso manifestó que pasará a deliberar y que, tras un cuarto intermedio, dará a conocer la resolución a la que arribe el próximo lunes en una audiencia de lectura de veredicto.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios