SAPAG DESDE RUCA CHOROI

El área afectada abarca 2 mil hectáreas

Sapag permanece en la zona de Aluminé supervisando las tareas que se realizan para combatir los incendios que se continúan registrando en la zona de Ruca Choroi y alrededores.
viernes, 17 de enero de 2014 · 17:43
El gobernador Jorge Sapag comentó que se trabaja para evitar que las llamas afecten más hectáreas. "Estamos tratando de circunscribir toda el área con las máquinas, aviones, helicópteros y brigadistas”, destacó.

El gobernador Jorge Sapag permanece en la zona de Aluminé supervisando las tareas que se realizan para combatir los incendios que se continúan registrando en la zona de Ruca Choroi y alrededores. En declaraciones efectuadas hoy, destacó la acción de las personas que trabajan para combatir el fuego y detalló los recursos que se pusieron a disposición.

El gobernador informó que "se está trabajando con 150 a 200 brigadistas ahora. Ha venido gente del Ejército de Junín de los Andes, brigadistas de Chos Malal, El Bolsón, Esquel, Bariloche y de toda la provincia. Se está trabajando con esos brigadistas y cien personas de apoyo, entre médicos, enfermeros, psicólogos; están todas las máquinas viales disponibles, estamos trabajando con cuatro o cinco aviones y dos helicópteros”.

Sobre el trabajo de los aviones, dijo que la función "es tirar agua que ayuda a los brigadistas a hacer el ataque de tierra. El agua enfría, no apaga un árbol”. Además, destacó el trabajo que se realizó para poner a disposición un aeródromo en Pulmarí "Ya ha habido un trabajo previo hecho por el intendente (Andrés Méndez) junto con la Corporación Interestadual Pulmarí, con la que también estamos trabajando, y se acondicionó la pista”, dijo.

Sapag comentó que en el lugar "hay una lagunita donde se abastece de agua a los aviones, hecha con un arroyito que corría cerca de la pista” y destacó que "YPF ha provisto un camión con el combustible para los aviones que es invalorable, porque si no los aviones tienen que ir a Chapelco -cien kilómetros de ida y cien de vuelta- para atacar el fuego”.

Explicó que en Ñorquinco "había un fuego iniciado por un poblador en la zona de Pilhué, que había quemado las instalaciones donde él vivía y ese fuego atacó un cerro que está sobre el lago Pilhué. Pensábamos que se iba a correr hasta el límite con Chile, pero cambió el viento y se vino hacia Ñorquinco. Está prendiendo fuego cientos de hectáreas de araucarias, lengas, ñires, cañaverales de caña colihue”.

Sapag informó que "estamos trayendo ahora máquinas viales, campamento, y estamos equipando un segundo destacamento de brigadistas, además de los que tenía Parques Nacionales”, y agregó que "dos aviones van a ir a Pilhué, dos aviones a Ruca (Choroi)”. Además, comentó que se está repartiendo a los brigadistas en las zonas afectadas y que se incrementará el número y señaló que "estamos trayendo más maquinas topadoras para poder circunscribir el fuego también”.

Si bien destacó la importancia de que "cambie este clima de 36 o 37 grados, que vengan lluvias y que pare el viento”, el gobernador aseguró que "no estamos dependiendo de las lluvias, estamos trabajando tanto en tierra como en el de aire, para aplacar el fuego”.

Por otra parte, el gobernador llevó tranquilidad a los turistas, dijo que las zonas de Ruca Choroi, Pilhué y Ñorquinco es "donde no se puede acceder con turismo” y destacó que no hay inconvenientes para veranear en "todo lo que es Aluminé, Villa Pehuenia, lago Aluminé, lago Moquehue, Quillén”.

"El área afectada abarca más o menos dos mil hectáreas y el departamento Aluminé tiene más de 500 mil hectáreas”, señaló Sapag y puntualmente sobre Moquehue indicó que hay "un fuego que está totalmente controlado, pero tenemos guardia permanente porque hay brasas y el fuego no se termina de la noche a la mañana”.

El gobernador señaló que si bien hay antecedentes de incendios de estas características en la provincia, no los hay de "estos bosques de araucarias vírgenes y milenarias”. "Cada araucaria cuando enciende es como si se encendiera un pozo de petróleo, porque tiene resina acumulada de cientos de años”, graficó.

"Es un bosque milenario destruido por obra del hombre. Lamentablemente dos personas absolutamente irresponsables encendieron ese fuego sin tener conciencia, quizás, del daño que estaban provocando en gran escala”, expresó.

Luego añadió que "ahora eso ya para nosotros es anecdótico, pues estamos buscando cómo solucionar y cómo hacer que el fuego no afecte más hectáreas. Estamos tratando de circunscribir con las máquinas, aviones, helicópteros y brigadistas toda el área”.

Por último, hizo un reconocimiento al trabajo de los brigadistas que "se la juegan cada día, desde la mañana hasta la noche, para sofocar este fuego que afecta a todos los neuquinos”.

Comentarios

Otras Noticias