ALERTA AMARILLO

Ovdas Chile bajó el nivel de alerta del Volcán Copahue

OVDAS Chile determinó bajar el nivel de alerta técnico del volcán Copahue de Naranja a Amarillo.
jueves, 3 de abril de 2014 · 06:50
El Observatorio Vulcanológico de los Andes del Sur de Chile (OVDAS) ha definido bajar el nivel del Copahue a amarillo durante este martes 1 de abril. Entre las conclusiones del reporte se indica que "durante los últimos días, la actividad del volcán ha sido oscilante, dentro de un rango que marca un pseudo-equilibrio, sin retornar al estado anterior a la crisis iniciada días atrás, ni mostrar señales claras de la proximidad de un evento eruptivo. El estado actual puede permanecer por largo tiempo". 
Según informa Tiempo Patagónico "Al margen de modificar el nivel de alerta a amarillo. se señala "que en cualquier momento la actividad puede volver a escalar niveles de excitación que ameriten un nuevo cambio de alerta"


Texto completo del informe: 
Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur – OVDAS 
 
RAV Vol. 18 de 2014 Fecha – Hora de emisión 1/04/2014 - 19:00 HL 
Periodo Evaluado 31 Marzo (17:00 HL) a 1 Abril (17:00 HL) 
Alerta anterior NARANJA  Alerta actual AMARILLA


Actividad sísmica: La señal de tremor (señal asociada con perturbaciones de presión en el fluido al interior de los conductos volcánicos) continuó dominando la actividad, mostrando un comportamiento marcado por oscilaciones graduales en su amplitud y en muy poca ocasiones presentó incrementos repentinos. Las frecuencias dominantes estuvieron entre 0.9 y 1.6 Hz. La intensidad de la señal, calculada por medio del desplazamiento reducido (DR), alcanzó valores entre 1.5 cm2 y 7.7 cm2, con un promedio cercano a 4 cm2. Se registraron tres (3) sismos tipo VT (asociado con fracturamiento de roca), el máximo de los cuales tuvo una magnitud fue ML=1.3 y estuvo localizado a 3.6 km al W del cráter, a una profundidad de 1.2 km.
Otras Observaciones: No fue posible observar a columna de gases debido a la nubosidad imperante en la zona. Las concentraciones de dióxido de azufre (SO2) obtenidas por medio de las DOAS instalados alrededor del volcán alcanzaron valores promedio de 1600 ton/día. Por medio de los GPS permanentes instalados en cercanías del volcán, se continuó observando una leve tendencia inflacionaria en la zona del cráter. No se observó incandescencia en el cráter activo ni emisión de cenizas.
Las imágenes publicadas por el grupo OMI (The Ozone Monitoring Instrument) Sulfur Dioxide Group, Las cuales 
exhiben rangos muy generales sobre la concentración de gases, NO presentaron cambios importantes en el sector próximo al volcán respecto de la emisión de gases (SO2) a la atmósfera. 
La radiancia térmica publicada por MODVOLC (Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer) MODIS , la cual indica cambios importantes en la temperatura de la superficie, NO reveló variaciones.
Exposición/Riesgo específico:  El área de peligro proximal susceptible de ser afectada por lavas y/o lahares está 
comprendida en un radio de 15 km. En erupciones de mayor envergadura pero menor probablidad de ocurrencia, eventuales flujos piroclásticos podrían extender sus efectos a zonas más alejadas(radio de 25 km). El área susceptible de ser afectada por caída de ceniza con espesores mayores a 1 cm se ubica 
fundamentalmente al oriente del volcán.
CONCLUSION: Durante los últimos días, la actividad del volcán ha sido oscilante, dentro de un rango que marca un pseudo-equilibrio, sin retornar al estado anterior a la crisis iniciada días atrás, ni mostrar señales claras de la proximidad de un evento eruptivo.
El estado actual puede permanecer por largo tiempo, dependiendo de las condiciones internas del volcán.
De otro lado, con base en las señales registradas y la evolución que ha tenido la actividad, se infiere que el proceso debe continuar hacia un estado de desequilibrio, pero posiblemente en un tiempo mayor. La evolución de la actividad proporcionará elementos nuevos para los posibles escenarios. Por lo anterior se cambia el nivel de alerta volcánica a NIVEL AMARILLO, permaneciendo en atención especial y recordando que en cualquier momento la actividad puede volver a escalar niveles de excitación que ameriten un nuevo cambio de alerta. 

Comentarios