LEGISLATURA NEUQUEN

Proyecto por los altos costos de alquileres

El diputado Rodolfo Canini explica que “la presente Ley se dirige a dar respuesta al reclamo social generalizado respecto a la disparidad negocial en que se encuentran los locatarios respecto de los locadores de inmuebles".
miércoles, 28 de mayo de 2014 · 08:10
Neuquén.- El diputado del Frente Grande, Rodolfo Canini, presentó en la Legislatura Neuquina un  proyecto de ley  relacionado con el tema de los altos costo  de los alquileres.
Canini, en los fundamentos del proyecto de Ley, explica que "la presente Ley se dirige a dar respuesta al reclamo social generalizado respecto a la disparidad negocial en que se encuentran los locatarios respecto de los locadores de inmuebles destinados a viviendas en nuestra provincia. 
La intervención del Estado como regulador es fundamental para garantizar el derecho de acceso a la vivienda por medio de la locación, de regeneración del tejido social a partir de la recuperación de los derechos fundamentales de las personas como lo es el de "la Vivienda Digna” a través de políticas de Estado. Tal intervención se propone en el presente mediante la creación del registro de contratos de locaciones (art. 3°) y registro de personas físicas y jurídicas que alquilan (art. 1°).  Esto teniendo en miras la más acabada toma de conocimiento por parte del Estado provincial del correcto desarrollo de la actividad comercial en este rubro, ya que representa un número importante de ciudadanos y grupos familiares el que se ve afectado por las irregularidades, abusos y extralimitaciones por parte de propietarios e inmobiliarias y se encuentran en total desamparo por parte del Estado”.
Por otro lado el legislador neuquino señala que "la necesidad de protección y asesoramiento en esta actividad surge de la realidad cotidiana, constatándose  que permanentemente se impone la firma de inequidades contractuales, que firman en forma forzada la mayoría de las personas por  la urgencia locativa.   El Registro de contratos creado deberá contar con asesoramiento letrado para la confección de los contratos con el fin de que desaparezcan las cláusulas abusivas y estos se limiten al cumplir con los artículos estipulados en la Ley Nacional 23091 y sus modificatorias.
Nuestra Provincia necesita que el presente proyecto de Ley se sancione pues la problemática social derivada de los exorbitantes y descontrolados valores locativos se ha incrementado en forma alarmante en los últimos meses, por variaciones del mercado inmobiliario ante el impacto de las nuevas explotaciones petroleras en Vaca Muerta y el consiguiente aumento de la demanda.
"La falta de planes de viviendas en nuestra provincia y la no intervención del estado en los contratos de locación llevan a que muchas familias se encuentren en el lado débil de los contratos de arrendamiento.  Los requisitos indiscriminados por parte de los propietarios a la hora de arrendar una propiedad, exceden ampliamente la esfera de la regulación de Ley 23091. Asimismo, es dable señalar que se ha considerado como antecedente el proyecto presentado por Alperin en la Legislatura de Santa Fé”, acotó.
Canini también señaló que "en la actualidad  en Neuquén capital hay 64 tomas o asentamientos, sumándose las de otras ciudades de la Provincia y hasta en localidades pequeñas como Añelo que cuenta con 6.000 habitantes y tiene un asentamiento compuesto con 180 familias. Las tomas no están constituidas sólo con personas que vienen de otras provincias y se establecen en ellas transitoriamente; la realidad ha superado ampliamente esta hipótesis. En las tomas no sólo habitan familias de bajos recursos provenientes de otras provincias sino también parejas nuevas con hijos pequeños de la capital, pero también del interior de la Provincia; familias que no pueden pagar alquileres, aun teniendo trabajo. En definitiva, la amplia mayoría de las personas que habitan en las tomas son neuquinos, y muchos de ellos tienen trabajo, pero los altos alquileres los han empujado a asentarse en lugares inhóspitos, sin servicios básicos ni mucho menos urbanizados y, en la mayoría de los casos, viviendo en forma hacinada.
"Es de conocimiento público que los valores del mercado están valuados por encima del valor fiscal, generando un hecho poco equitativo, ya que el Impuesto Inmobiliario está basado en el valor fiscal y no en el valor que le da el "libre mercado”. Este último valor se encuentra sobreestimado debido, entre otras cosas, a la falta de planes de viviendas construidas por el Estado. Por ello se propone gravar el plusvalor del inmueble que resulta por el hecho de ser un bien de renta en un mercado altamente demandante, concepto totalmente distinto al valor intrínseco del bien que, en función de la valuación fiscal, grava el Impuesto Inmobiliario. Por eso, para gravar solamente el plusvalor y no caer en una duplicación del gravamen, al valor estimativo como bien de renta se le resta el valor fiscal que ya está gravado”, finalizó diciendo Canini.


154 112940

Comentarios