NEUQUEN

El CEAN implementa acciones para medir el efecto de la ceniza volcánica en los peces

En primer lugar, la piscicultura del CEAN se tomó como testigo para monitorear el efecto de la ceniza sobre los peces del río Chimehuin.
domingo, 10 de mayo de 2015 · 21:10
La Dirección de Ecosistemas Acuáticos del CEAN informó que se han implementado una serie de medidas para contar con información preliminar y monitorear la evolución del río Chimehuín y otros ambientes afectados por la erupción del volcán Calbuco.
En primer lugar, la piscicultura del CEAN se tomó como testigo para monitorear el efecto de la ceniza sobre los peces del río Chimehuin. Se realizaron controles sanitarios de los peces del criadero y se implementaron mediciones de calidad del agua en el río y en la piscicultura. La turbidez del agua se incrementó hasta 50 NTU durante la caída de ceniza y se redujo a valores casi normales luego de 15 días. No hubo cambios en el PH ni en la conductividad del agua. No se observó aumento de la mortalidad en ninguno de los lotes de peces de las especies salmón del Atlántico, trucha marrón, trucha arco iris y pejerrey patagónico existentes en la piscicultura. 
Con el fin de conocer el estado sanitario de los peces se inspeccionaron truchas arco iris de entre 5 y 180 gramos. No se encontraron anormalidades macroscópicas. Las estructuras branquiales presentaron una morfología normal. Si bien fueron observadas inclusiones de material oscuro y denso (presumiblemente cenizas) en distintas regiones de las laminillas branquiales, estas no generaron aumento de la mucosidad o alteración del epitelio branquial que modifique la funcionalidad de las mismas.
El volcán Calbuco entró en erupción el pasado 22 de abril, formando una columna eruptiva de 16 kilómetros sobre el nivel del mar. Los vientos de mayor altura transportaron la fracción fina de material hacia el norte afectando tres regiones de Chile y el sur de la provincia de Neuquén en Argentina. La cuenca del río Chimehuín se encuentra entre las áreas mas afectadas por la precipitación de ceniza. El Instituto Balseiro informó que la ceniza no es tóxica y descartó la contaminación del agua.
Debido a la gran importancia que la pesca deportiva tiene en la economía de localidades como Junín de los Andes y San Martín de los Andes, el fenómeno generó preocupación entre los prestadores turísticos por el posible impacto sobre los recursos pesqueros. 
Durante las próximas semanas se realizarán prospecciones en el curso de los ríos a fin de evaluar la condición de los peces silvestres. Se realizarán estudios de fauna bentónica para evaluar cambios en la disponibilidad de alimento para los peces

Comentarios