NEUQUÉN

Bajan el alerta a naranja en el volcán Calbuco

Lo determinó el Sernageomin por el descenso de la actividad eruptiva y de la energía sísmica. El volcán ahora tiene ocho cráteres.
miércoles, 20 de mayo de 2015 · 06:37
El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), a cargo de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica de Chile, modificó  de rojo a naranja el alerta técnica del volcán Calbuco, a causa del descenso de la actividad eruptiva iniciada el 22 de abril pasado.
También se observa una tendencia a la baja en la energía sísmica y en las explosiones superficiales, que continuarán pero con un impacto acotado a la nueva área de restricción, más cercana al edificio volcánico y los cauces principales.
Desde el mismo día de la erupción, el gobierno neuquino montó un importante operativo de ayuda y asistencia a todos los pobladores que aún se lleva adelante y que se estima culminará a fin de mes con el retiro de toda la ceniza depositada. Los trabajos fueron encabezados por el gobernador Jorge Sapag directamente desde las zonas afectadas.
La ciudad más complicada fue Junín de los Andes, donde en colaboración se desempeñan trabajadores públicos provinciales, 120 efectivos policiales y otros 70 del Ejército Argentino.
Todas las tareas se realizan en forma coordinada con los municipios y desde el ministerio de Energía y Servicios Públicos. Para equipar a las cuadrillas manuales en Junín se compraron más de 150 palas, 80 carretillas y 400 escobillones. Solo en 15 días de trabajo se retiraron 32.000 metros cúbicos de material volcánico.
Además, desde el gobierno neuquino se brindó asistencia a todos los pobladores de la zona rural, en especial a aquellos a los que se les entregaron granos, fardos de pasto y agua para los animales.

Sernageomin
A través de su sitio web, el Sernageomin informó que el nuevo estatus de alerta naranja "significa que hay una disminución, pero aún no está plenamente consolidada, dado que el volcán mantiene un grado de inestabilidad propio de este nuevo nivel”, según informó el director nacional de esa entidad, Rodrigo Álvarez Seguel.
En ese sentido, explicó que "las erupciones en volcanes con esta composición geoquímica (predominancia de roca andesita) desarrollan su fase más explosiva al comienzo del ciclo eruptivo, lo que se pudo apreciar en los primeros pulsos de los días 22 y 23 de abril. Las erupciones andesíticas con mayor presencia de sílice se traducen en más explosividad y viscosidad (lava con mayor resistencia a fluir) respecto de volcanes como el Villarrica, Lonquimay y Llaima, pero inferiores a volcanes como Chaitén y Cordón Caulle”.
Producto de la decisión tomada por el Sernageomin, que fue informada desde su Observatorio Volcanológico de Los Andes del Sur (OVDAS) en Temuco, la intendencia de la Región de Los Lagos en coordinación con la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (Onemi, equivalente a la defensas diviles de Argentina) determinó modificar el nivel de alerta roja a amarilla para la provincia de Llanquihue y la comuna de Puerto Octay. La zona de exclusión se reduce a 10 kilómetros en torno del cráter (antes estaba en 20 km), incluyendo 200 metros a cada lado de los cauces que descienden del Calbuco.


Nuevos cráteres
El Sernageomin informó que antes de esta erupción, el volcán Calbuco tenía dos cráteres, uno principal y otro secundario, que fueron perfilados de manera importante por la erupción de 1961 y que se consolidaron en la erupción menor de 1972. Ahora, tras el ciclo eruptivo iniciado el 22 de abril de 2015, el volcán presenta un total de ocho: "Esto es así porque fundamentalmente no se ha agregado material, sino que esta erupción ha erosionado la forma que existía antes de la erupción. Junto con haber más cráteres, también el cráter principal es aún más grande en la actualidad”, dijo Álvarez.

Comentarios

Otras Noticias