REGIONALES

Encontró un aguilucho en pleno centro neuquino

Lo encontró en la Plaza Güemez mientras paseaba a su perro.
martes, 9 de junio de 2015 · 09:26

Neuquén.- La joven Valeria entrenaba a su perro en la Plaza Güemes del alto neuquino cuando se asombró al ver un ave de gran tamaño caminando lentamente por la calle.

Al notar que el animal se veía asustado y corría peligro, no dudó en agarrarlo y lo metió en una caja que encontró cerca. Resulta ser que dentro de la caja había pedacitos de manzana y se cree que el ave habría sido depositado dentro de ella en la vía pública.

Tras llevarlo a su casa, se comunicó con un veterinario y coordinó una visita para poder identificar el ave y saber qué tendría hacer con ella.

El veterinario Federico Alfieri, examinó a Atila, (así la llaman en casa de Valeria) y lo identificó como un aguilucho andino. Comentó luego de la revisación que se trataba de un ejemplar adulto que presentaba un grado importante de stress. Y es que, dijo, "éste tipo de aves no están acostumbrados a la ciudad, son aves silvestres” y destacó que lo encontró "con signos de problemas alimenticios y stress”.

Así, explicó que "estas aves de rapiña se alimentan de animales pequeños enteros y que evidentemente quien lo tenía no sabía nada de animales ya que lo habían alimentado con manzana”.

Alfieri explicó antes las cámaras de 24/7 que "muchas veces la gente anda en el campo y encuentra pichones o huevos de aves y los trae a la ciudad” lo que provoca el sufrimiento de los animales al encontrarse fuera de su hábitat.

Al respecto, incluso mencionó que muchas empresas petroleras brindan capacitaciones a sus empleados sobre cómo actuar cuando encuentran fauna autóctona en el campo.

Valeria volvió a su hogar con Atila, a quien cuidará y alimentará por unos días con menudos de pollo y suplementos vitamínicos. Luego el ave será revisada nuevamente para ver si está en condiciones de ser liberada o si se la entregará a algún organismo especializado.

A este hallazgo se le suma otro similar de un vecino de la ciudad que se acercó al mostrador de Atención al Ciudadano para que lo ayuden a rescatarlo.

Lo había encontrado un rato antes en plena Avenida Argentina y no sabía qué hacer con el animal. Los empleados, tan desconcertados como el hombre, resolvieron llamar a la Dirección de Fauna de la Provincia, que finalmente lo liberó cerca de Zapala.

Alfieri comentó que es muy difícil volver a insertar a estos animales en su hábitat ya que el grado de stress que padecen los lleva a la muerte en la mayoría de los casos. 

Comentarios