NEUQUÉN

Diez años sin avances en mejora de veredas

Se ha tornado costumbre utilizar la calle como lugar de tránsito para peatones.
jueves, 28 de enero de 2016 · 06:47
Pasaron más de diez años y a pesar de que el municipio tiene mandato para poner en marcha un plan integral de planificación de veredas, nada ha pasado y el tiempo marca poco interés por parte de los vecinos en ponerlas en condiciones y una falta de control por parte del área Ejecutivo local.

 

En el año  2005, la Ordenanza 10301, el Concejo Deliberante aprobó la eliminación de las barreras arquitectónicas y se señaló que las veredas son de utilidad pública.

Se creó el Plan de Consolidación de las veredas de la Ciudad de Neuquén y Eliminación de las Barreras Arquitectónicas, teniendo por objetivo primordial la readecuación, rediseño y construcción de las veredas en el ejido urbano, a partir de un plan en etapas y por zonas, declarándose las mismas de utilidad pública, según lo contemplado en el Inciso 3-11- Ejecución de Aceras del Anexo I de la Ordenanza 10.009.

El  sistema de leyes y ordenanzas vigentes están dirigidas a garantizar el libre tránsito de las personas, como así también la seguridad y los distintos recaudos que deben tenerse en cuenta para las personas con movilidad reducida.

Existe en la actualidad una serie de calles en las que, por ejemplo, las personas con discapacidad se ven imposibilitadas  de circular con total libertad. Calles como Elordi, Alberdi,  Santiago del Estero, Antártida Argentina, entre otras, cuentan con desniveles que complican la circulación de las personas. 

Hay casos en que las personas se deben movilizar con sillas de ruedas especiales y dada la situación se encuentran obligados a transitar por las calles, con todo lo que ello significa.

 

La ciudad de Neuquén presenta situaciones conflictivas de carácter urbano y arquitectónico, que dificultan la realización de ciertos actos de la vida cotidiana, de forma cómoda y segura, quedando afectada la calidad de vida de los vecinos.  

Esta situación se presenta en todo el ejido municipal, con pocas o casi nulas acciones integrales sobre el espacio público y la accesibilidad en general.Uno de los casos que se dará próximamente será en la cuadra del Concejo Deliberante y el Colegio Confluencia. Dada la obra de ampliación de la calle Illia se acortaron las veredas, lo que generará próximamente una gran congestión de autos y complicará la circulación de peatones, principalmente en el tiempo escolar.

 

Desde hace un tiempo se ha  observado veredas con diferentes estados, desde el incumplimiento de la accesibilidad, casos precarios y hasta casos sin consolidar.  Se agrava con la precariedad  que tienen algunas veredas, aptas y  propicias para más de un accidentes.Urge la necesidad de comenzar con las tareas de readecuación y reconstrucción de las veredas. No se entiende porque  el municipio, autorizado el año pasado con "la Ordenanza Nº  13.145 a usar los fondos  de la Ley Provincial 2615 para subvencionar el costo de construcción, reparación y/o readecuación de las mencionadas veredas", no ha exigido a los vecinos una mejora en el frente de sus viviendas .

 

Las mencionadas obras debían iniciarse en un plazo no mayor a noventa días corridos de la publicación de la mencionada Ordenanza.   Estos  fondos, destinados solamente para obras,  tal vez hubiesen ayudado a al derecho de la libre circulación para todos y todas las personas.

En los próximos días se  pedirá en un plazo no mayor de treinta días se eleve un informe sobre lo actuado,  el efectivo estado de avance y ejecución en cuanto al Plan de Consolidación de las veredas,  tal como se había dispuesto en las Ordenanzas Nº 10.301 y Nº 13.145.

Comentarios

Otras Noticias