TRIANGULACIÓN DE DINERO

Pedirán el sobreseimiento de Guillermo Pereyra

Lo hará su abogado en la causa por la que se investiga una presunta malversación de fondos del sindicato. Reclamará "extinción de la acción penal".
sábado, 14 de diciembre de 2019 · 14:47

El abogado Marcelo Hertzriken Velasco pedirá el sobreseimiento del titular del gremio petrolero, Guillermo Pereyra, en la causa por la que se lo investiga por una presunta “triangulación de fondos”, bajo el argumento de “extinción de la acción penal”. Será durante una audiencia a realizarse el próximo 19 de diciembre a las 8.30 en la sala 8 de la Ciudad Judicial.

La causa se remonta a finales de 2017. En agosto de 2018, el fiscal Pablo Vignaroli imputó a Pereyra y a varios de los integrantes de la conducción gremial por el delito de “malversación de fondos”. Según la fiscalía, entre 2016 y 2017 el gremio contrató una consultora la que, a su vez, abonaba honorarios a los integrantes de la conducción. Para Vignaroli se habría fraguado documentación que habría significado un perjuicio por unos 19 millones de pesos para las arcas del poderoso gremio, aunque otras estimaciones elevan a 35 millones esa cifra.

Pero Pereyra no sólo admitió esa triangulación de dinero, sino que la defendió al señalar que todos esos movimientos se realizaron mediante transferencias bancarias y se abonaron las alícuotas del impuesto a las Ganancias por los montos correspondientes. “No hubo nada oculto y todo se hizo de manera legal”, dijo por entonces el ex senador del MPN horas después de un allanamiento a la sede gremial de calle Santa Cruz.

Tras la imputación, Vignaroli pidió un año para avanzar en la investigación. Ese plazo se cumplió en agosto.

Junto con Pereyra fueron imputados cuatro integrantes de la conducción y dos asesores contables.

La causa se inició en diciembre de 2017 cuando se hizo pública una investigación de los periodistas Ítalo Pisani y Javier Lojo del diario Río Negro. Los fiscales Vignaroli y Marcelo Silva fueron quienes abrieron un expediente. Entre otras medidas, dispusieron allanamientos en Neuquén –en la sede central del gremio- y en Buenos Aires, oficinas de IC&T (Consulting and Tecnology). La firma fue contratada por el sindicato por “servicios de lobby institucional, apoyo técnico y consultoría integral”. Era la empresa que pagó honorarios a miembros de la conducción gremial.

La causa avanzó hasta agosto de 2018 cuando Pereyra y otros dirigentes fueron imputados por el presunto delito de “malversación de fondos”.

Comentarios