EL FORREST GUMP ARGENTINO

Correrá 35 mil kilómetros para oír a los sordos

Juan Pablo Savonitti tiene 37 años y es deportista. Viaja con la consigna de dar a conocer la lengua de señas.
miércoles, 26 de junio de 2019 · 17:20

Juan Pablo Savonitti tiene 37 años y tiene como objetivo unir el continente americano de sur a norte en mil días. El deportista se define como “un corredor de largas distancias”. En todo el recorrido promociona la importancia de conocer la lengua de señas.

El joven que trabajó en Europa en un crucero de lujo, desde la infancia está relacionado con el deporte. “De chico (8) jugaba al básquet, atletismo, karate y voley. Entre los 16 y los 20 años competí 400 metros de atletismo”, contó en 24/7 Canal de Noticias.

En 2016 vivió en Sofía, Bulgaria y fue notificado de una carrera de 100 kilómetros en la montaña. Savonitti en un principio dudó de competir, pero a dos días de la carrera y “por curiosidad” se anotó y sin entrenamiento la corrió.

“Me encantó la experiencia que viví, competí mucho. Sin embargo, un día me cansé de pagar por competir y dije “para que pagar por una carrera si tengo la naturaleza al alcance de mis manos””, y así fue que arrancó a planear este viaje que lo trae de visita a la ciudad de Neuquén.

El objetivo está muy vinculado a un tema personal: ayudar a la promoción de la lengua de señas. “Mis padres son sordos y desde chico tuve que entender el lenguaje de señas para comunicarme con ellos. Era algo cotidiano, muy común en casa”.

Su papá Gianni (86) tiene esa discapacidad desde los dos meses de vida cuando en un viaje de su madre por Europa una valija cayó en su cabeza; y Silvia (70), su mamá, es hipoacúsica, tiene una disminución de la audición y puede escuchar sólo con un audífono.

Juan Pablo destacó que “la comunicación es un derecho y que es fundamental que sepamos el lenguaje de señas. Una persona sorda depende del otro y, en ocasiones, se aíslan y son marginadas. Por ejemplo: para pedir un turno en un centro médico alguien tiene que acompañarla”.

“Cada día es un desafío nuevo. Siempre digo que este desafío no es una carrera y que solo compito conmigo mismo” finalizó. En estos primeros seis meses corrió 7 horas por día, a unos 10 kilómetros por hora. Para su resguardo va con un chaleco de hidratación y un GPS que tiene un botón de emergencia.

Este viernes dará una charla sobre la lengua de señas en el CPEM Nº 29 a las 14 en calle San Martín al 5000 de la ciudad de Neuquén. Asimismo, se podrá compartir su aventura que se puede seguir desde acá

0%
Satisfacción
75%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios