CIPOLLETTI

Dos niños quemados, un hogar de adictos, una realidad que lastima

La mamá dice que fue un accidente. Los médicos la denunciaron. La Defensoría del Menor intervino. Un niño en el hospital. Uno con su abuela paterna y otros dos, esperando.
martes, 27 de agosto de 2019 · 15:28

“Estaba con el hermanito jugando en el lavarropas, y encima estaba la pava eléctrica con agua caliente. La manoteó y se le cayó arriba”. Sostuvo Yanet, la mamá de Tomás, el pasado 9 de agosto, a los médicos del Hospital de Cipolletti.

El nene de 5 años vive con su mamá y su hermanito de un año en una vivienda del Barrio Obrero. El menor sufrió graves quemaduras de tipo B en la zona de los genitales y en ambas piernas. Hay que esperar para evaluar si tendrá secuelas y si necesitará un injerto de piel.

Antecedentes por violencia. Posteos que difaman la labor del personal de salud que intervino en el caso, fotografías del niño quemado. Radiografía de la vida de cuatro hermanitos en un círculo violento.

Hace seis meses, él bebe de la familia, de un año, también había ingresado a la guardia del hospital Pedro Moguillansky luego de sufrir “accidentalmente” la caída de agua hirviendo en su cuerpito.

Preocupados y alertados, los médicos que atendieron y asisten hasta el día de hoy a Tomás, radicaron una denuncia para que la Justicia investigue el entorno familiar, particularmente a la madre.

“Pedimos la urgente intervención judicial por la situación social de la familia. Ya le retiraron a otro de los hijos. El nene nos contó que sufre pinchazos y golpes por parte de su mamá. Se trata de una situación de riesgo. Hay antecedentes de adicciones en los padres de los menores. El padre murió hace un tiempo de sobredosis”, informaron desde el nosocomio.

Una pastora viralizó las fotos del pequeño en el hospital, exponiendo al niño y “denunciando” por Facebook, maltrato por parte de enfermeros.

La mamá dice que fue un accidente. Los médicos denunciaron a la madre. La Defensoría de Menores intervino. Un niño en el hospital. Uno en guarda con su abuela paterna y dos, esperando, en su casa.

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
40%
Bronca
60%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias