EN LA ANTÁRTIDA

¡Conocé al neuquino que estudia el clima con 25° bajo cero!

Fue enviado a la Base Marambio en enero de este año por la Dirección Nacional del Antártico (DNA).
lunes, 5 de agosto de 2019 · 18:01

En estos meses de invierno puede haber luz natural entre el mediodía y las 16 o 17 horas, luego todo es noche y temperaturas que alcanzan los 25 o 30 grados bajo cero. Esa es la escenografía exterior de las bases científicas y militares ubicadas en el sector antártico argentino. En una de ellas, en la Base Marambio, el neuquino Sebastián Alejandro Medina realiza todos los días su rutina científica de incorporar las mediciones que se realizan en el Laboratorio Antártico Multidisciplinario(LAMBI), especialmente referidos al clima y la atmósfera.

Medina nació en Cutral Có y partió a estudiar a Córdoba “donde trabajé y estudié. Me recibí de Ingeniero en Electrónica en marzo de 2018 y luego regresé a Neuquén, para ayudar a mi padre en su trabajo de electricidad y plomería”. En diálogo en directo desde la base Marambio en el programa Tarde Libre por AM 550 La Primera, también señaló que llegó a la Antártida “a principios de enero de este año y me quedaré hasta fines de enero de 2020”, en el marco de la dotación que incluye a todas las bases la Dirección Nacional del Antártico (DNA).

En cuanto a las actividades diarias, enumeró que llevan a cabo “el mantenimiento de los equipos e instalación de nuevos, limpieza de los techos cuando hay temporal de nieve y se cubren los sensores” y el seguimiento de los datos que se realizan sobre el ozono, la sismografía y el sistema de gps. A este centro científico se le incorporó este año un laboratorio de estudio de rayos cósmicos.

CAPA DE OZONO

Uno de los estudios científicos más relevantes que se llevan a cabo en las bases argentinas en la Antártida es el seguimiento de la capa de ozono en ese sector, afectada por el llamado “vórtice antártico” y por el efecto invernadero de los gases en el planeta. En este sentido, también participó de la charla en roquense Martín Nicolaus, que es observador aeronáutico (trabaja en el Aeropuerto neuquino) y está en la Base desde febrero de este año, quien sostuvo que “se nota un mejoramiento en la capa de ozono por la baja de los gases que generan un efecto invernadero en el mundo”.

Nicolaus recordó que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) “es pionero en el mundo” en cuanto a las mediciones del ozono, ya que las realiza desde 1987. Esos estudios de la alta atmósfera con respecto al ozono y a partículas  de polución y contaminación muestran una afectación menor a partir de la disminución de los gases en el mundo.

Nicolaus desarrolla actividades en el pabellón científico del SMN, además de realizar observaciones en la estación meteorológica de la Base Marambio.

Tanto Medina como Nicolaus resaltaron que estos estudios y observaciones son compartidas no sólo con nuestro país sino que están también a disposición de todos los científicos del mundo.

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
25%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias