SIETE MESES DE AISLAMIENTO

200 días de cuarentena: Los neuquinos y un "subibaja" de rebeldía

Siete meses de confinamiento con restricciones que fueron cambiando con el correr de los días. Las costumbres y el comportamiento ciudadano también.
domingo, 18 de octubre de 2020 · 00:00

¿Cuántos días llevamos de cuarentena?, si no fuese por los reportes diarios en los noticieros y periódicos, muchos ya entraron en un "modo on" luego de estos extensos siete meses desde aquel 20 de marzo que comenzó a regir el aislamiento social preventivo y obligatorio.  Originalmente, el confinamiento regía hasta el 31 de marzo, hasta el momento se renovaron por 14 días unas 14 veces más. La última será hasta el 25 de octubre. Una vez que llegue esa fecha, se cumplirán 219 días de aislamiento social.
 
A lo largo de estos más de 200 días de "quédate en casa", las medidas de restricción y el comportamiento ciudadano en Neuquén tuvo altos y bajos; si se expresara en pulsos y ritmos cardíacos se podría decir que en un primer momento las "pulsaciones" a nivel general fueron calmas por el alto acatamiento, luego, con el pasar de los días, la incertidumbre, las necesidades laborales y demás, fueron acelerando los "ánimos" hasta llegar a la fecha con una "fuerte taquicardia". 

Si nos remontamos a los primeros días de las medidas, puntualmente el pasado 18 de marzo luego de la medianoche cerraron los juegos en la plazas con cintas de "peligro", dando así comienzo a la "cuarentena para chicos". Por el avance del coronavirus, las restricciones llegaron hasta el sector de los más chicos. Se instrumentó un operativo “Neuquén te cuida", desde la Subsecretaría de Espacios Verdes. Todos los juegos fueron prohibidos y se les colocó una cinta, tanto en los parques como en plazas más concurridas de la ciudad. Esta situación, con al correr las semanas, se fue modificando. En términos de normas, se fueron "rompiendo". 

Plaza Güemes - Todos los juegos fueron anulados con cinta, en los parques.

 

En estas primeras restricciones, la directiva del gobierno provincial, decretaba que a partir de las 20 horas hasta las 6 de la mañana no se podía circular ni deambular por las calles capitalinas, salvo los exceptuados y esenciales (con sus respectivos certificados de circulación). Después, a partir del  1° de abril, los domingos en Neuquén comenzaron a vivirse con una suerte de "toque de queda" virtual con todos los comercios cerrados, solo abiertos los esenciales. En parte, sigue hasta la actualidad, éstos últimos cerrados, sin embargo con salidas recreativas donde se permite ir caminando o en bicicleta, pero sin uso vehicular. 

Los controles en la primera etapa del confinamiento fueron aceptados por la gran mayoría de neuquinos. Aunque los ánimos, el malestar y la preocupación de los comerciantes iban en aumento por tener sus negocios con las persianas bajas. 

En la segunda fase de flexibilización, el 10 de mayo, reabrieron luego de más de dos meses en seis rubros: comercios de productos informáticos, bazar, librerías, zapatería e indumentaria, jugueterías y salones de peluquería, que comenzaron a atender bajo la modalidad "take away" (retiro del producto en la puerta del local, sin ingreso), de 14 a 19 horas de lunes a viernes, y los sábados de 9 a 14, con atención limitada y protocolo sanitario. 

Unos cuatros días después, luego de un mes y medio donde los domingos estaba prohibido transitar, a partir del 14 de mayo comenzaron las salidas recreativas los fines de semana para los niños, niñas, adolescentes y mayores de 60 años, con horarios establecidos. El primer grupo de hasta 15 años de edad, tenían sus salidas de 14 a 19 horas, mientras que los adultos mayores les tocaba el turno mañana de 10 a 13.30. Las salidas podían ser a una distancia de hasta 500 metros desde sus hogares, llevando el barbijo o tapaboca; situación que no cumplieron en demasía, era casi imposible corroborar que los ciudadanos cumplan con el recorrido restringido permitido. Varias multas y sanciones se realizaron en este período. 

Con pérdidas de empleo, economías en crisis, aumento de casos positivos de Covid, trabajadores de la salud agotados y hospitales saturados, Neuquén transitaba la fase de distanciamiento con restricciones de circulación, mientras se registraba una escalada de casos: 430 con 12 muertos. 

Los decesos por el virus se incrementaron de forma exponencial desde el 15 de junio, por dicho motivo a fin de mes se limitaron las salidas para comprar y de recreación por DNI. En un primer momento eran hasta el 17 de julio. Un retroceso a la fase de aislamiento y los restaurantes y bares volvieron a la compra para retirar en el local o delivery, pero con un pequeño plus, hasta las 23 horas. El 27 de junio se cumplieron 100 días desde que el presidente Alberto Fernández decretó el aislamiento social en todo el territorio.

Guardia del Hospital Heller 

Con los aumentos en ascenso, con "fiestas clausuradas", controles, multas, trabajadores de la salud exhaustos, hospitales en "terapia intensiva", se llego a una nueva extensión de la cuarentena, la novena, el 2 de agosto y consigo nuevos horarios y modalidades comerciales: se extendió una hora el horario de atención comercial y se ampliaron las salidas deportivas. Se apostó por el "deporte", bici o caminando para disminuir la cantidad de vehículos en la calle. Situación que durante los fines de semana se aplicó y se aplica, sin embargo durante la semana hasta la fecha la circulación es constante. A pesar de las quejas, se mantiene la modalidad según terminación de DNI (muchos comerciantes optaron por no solicitar documento para no tener más pérdidas en sus ventas). 

El virus continua su marcha y las medidas, según algunos sectores se fueron "apaciguando" para mantener el "orden social", pero otros sectores, con el de la salud, solicitaba a gritos que se apriete el "botón rojo". Sin embargo, a partir del 18 de septiembre se eliminaron las restricciones de circulación vehicular después de las 18 horas. De esta manera la ciudad volvió a tener permitido ("legalmente"), el tránsito en automóviles hasta las 20.

Médica agotada en un hospital capitalino. Foto: Florencia Salto.

En la tercera semana de septiembre Neuquén superó los 100 fallecimientos por coronavirus y los 6.000 contagios. En la ciudad, la mayor cantidad de contagios se detectó en los barrios cercanos a la zona centro.

 Y llegó octubre, llegaron las nuevas medidas y llegó el estallido: Empresarios y comerciantes vs trabajadores de la salud. Nueva cuarentena y el gobernador Omar Gutiérrez presionó el "botón rojo" en una nueva fase de burbuja sanitaria; medidas que dejaban entrever un retroceso para los gastronómicos, comerciantes y empresarios. Esto ocasionó marchas, reclamos, repudio y rebeldía de diferentes sectores a las nuevas normas. 

Es incierto saber cuando todo llegará a su fin; si será con la vacuna o no, lo único cierto luego de 200 días de confinamiento es el hartazgo de la sociedad (comprensible en algunos sectores) y la falta de empatía en muchas ocasiones hacia los profesionales de la salud. A fin de mes, se sabrá con las nuevas medidas que pasará en la ciudad qué en los últimos días se convirtió en la "ciudad de la furia". 

Comentarios