DENUNCIA PÚBLICA

Neuquino acosador: Pagó virtualmente y hostigó a la vendedora

Una trabajadora denunció en las redes sociales a un hombre que compró y abonó por Mercado Pago; la agendó, le mandó mensajes y hasta una foto desnudo.
miércoles, 21 de octubre de 2020 · 11:10

Una vendedora neuquina vivió momento de acoso y hostigamiento por parte de un cliente. Le mando varios mensajes a su celular y hasta una foto desnudo en la que le muestra sus genitales. La mujer enojada por el incómodo momento vivido denunció en las redes sociales su situación y junto a su descargo, publicó las capturas. 
 

El hecho ocurrió este sábado cuando una persona fue comprar al lugar donde ella trabaja y decidió abonar por Mercado Pago, por lo tanto, se le tenía que generar un link de pago y mandárselo a su teléfono: "Buenas, quería comentarles algo que me paso trabajando que es super incómodo pero decidí hacerlo público para que estos seres desagradables, sin respeto alguno, se conozcan y no se lo sigan haciendo a otras mujeres", comenzó a relatar Camila. 

 

Acosó a la vendedora con mensajes.

Al enviarle el comprobante, el número del celular de ella le quedó al acosador: "Empezó a mandarme mensajes que como no tenía respuesta mía, los iba eliminando. Lo deje pasar y este lunes volvió a escribirme. Como tampoco obtuvo respuesta, me mando la foto y como yo estaba trabajando y no leía, me manda otro mensaje", en las imágenes difundidas se ve claramente la insistencia y la falta de respeto de esta persona. 

Acosó a la vendedora con mensajes inapropiados.

"Cuando abro whatsapp porque ya me resultaba molesto que me escriba alguien que no conozco y que me llene de mensajes, abro la conversación y me encuentro con esa foto asquerosa. ¿Por que? ¿Qué necesidad de acosar así? Sos un asco", dijo la víctima y luego con firmeza, concluyó con que: "No me voy a callar porque estoy harta tener que cruzarme con gente así, que por ser amable, por ser tan solo yo, me tengo que fumar a estos imbéciles que andan por la vida. Detesto tener que hacer esto, pero hoy me paso a mí y no quiero que le pase a nadie más". 
 

Pagó virtualmente y hostigó a la vendedora.

Se podría decir que un gran porcentaje de mujeres en algún momento de su vida han sufrido acoso callejero. Es la forma más naturalizada, invisibilizada y legitimada socialmente de violencia. Este tipo de conductas modifican la vida cotidiana de aquellas personas que lo sufren ya que se ven obligadas, por ejemplo, a cambiar los recorridos habituales por temor, elegir cómo vestirse pensando que esto desincentiva el acoso, solicitar acompañamiento de otra persona para esperar el colectivo, avisar cuando llega a un lugar o a su hogar. Lamentablemente estas situaciones se dan mucho antes de la llegada del coronavirus. Es un problema de una sociedad machista. 

Comentarios

Otras Noticias