REPORTAJE DE FIN DE SEMANA

Zuñiga: “Queremos una ciudad con más justicia social”

El peronismo capitalino muestra sus objeciones a la política de urbanismo que impulsa el gobierno de la ciudad. También habla de la necesidad de un desarrollo urbano en armonía.
domingo, 29 de noviembre de 2020 · 11:22

El presidente del bloque de concejales del Frente de Todos de Neuquén capital, MArcelo Zúñiga, analizó los primeros once meses de gestión del gobierno de la ciudad. Habló del pasivo ambiental, de la mega obra pública, de la deuda social y de las desigualdades en la mirada actual sobre urbanismo y desarrollo. El siguiente es parte del diálogo que mantuvo con mejorinformado.com

Periodista.: ¿Cuál es el rol de la oposición al gobierno de Gaido?

Marcelo Zúñiga.: Las neuquinas y neuquinos nos otorgaron la responsabilidad de ser oposición y trabajar en propuestas de una ciudad más inclusiva y más igualitaria. Eso implica desde nuestra mirada, acompañar con iniciativas aquellas políticas públicas que mejoren la vida cotidiana en general o permitan abordar situaciones particulares en el marco de la pandemia y acentuar  fuertemente nuestra posición en cuanto a reducir las condiciones que generan desigualdad en la ciudad: apropiación de la renta del suelo urbano y acceso al hábitat; informalidad laboral y políticas de cuidado en espacios comunitarios; políticas públicas con perspectiva de género; defensa de los bienes comunes como bardas y ríos; cuidado del ambiente ante la contaminación por parte del sistema cloacal.

P.: ¿Cómo ve lo que ha realizado el gobierno de la ciudad hasta ahora?

M.Z.: Hay que agudizar la mirada en lo que significa el cambio de agendas y el problema económico que impacta negativamente en cada familia neuquina y en cada jurisdicción del Estado. No obstante, por un lado, mantuvieron un nivel de obra pública constante, cierto acompañamiento en difusión de prevención sanitaria, recuperar algunos espacios de atención a la violencia de género. Por otro lado, se observa un déficit en cuanto a acompañar y ayudar a las organizaciones e instituciones que garantizaron el cuidado de  las familias más precarizadas de la ciudad ante el auge de la pérdidas de puestos de trabajo; la atención alimentaria y sanitaria; personas en situación de calle; también en cuanto a no priorizar la urbanización de asentamientos informales y la generación de loteos con servicios frente al esquema de mega obra pública como la mentada Av. Vaca Muerta u otros que se mantiene intacto desde la gestión anterior; sobre invertir en determinadas zonas elevando el valor del suelo y alquileres mientras se mantiene esa ciudad de segunda y olvidada sin: gas, cloacas, luz regular y agua potable.

P.: ¿Qué comparte del acuerdo con el Rincón Club de Campo?

M.Z.: La decisión de recuperar la costa del río Neuquén corresponde por ley. Es un derecho que tienen los vecinos a disfrutar de las aguas del río y el Estado tiene la obligación de resolver un tema totalmente injusto. 

P.: ¿Qué crítica del gobierno de la ciudad con respecto al acuerdo con el Rincón Club de Campo?

M.Z.: Canjear la apertura de la costa por la cesión de 8 hectáreas del Parque Bardas Norte, usurpadas por los dueños y socios del country, blanqueando y perdonando una ocupación VIP. Implica consolidar una injusticia territorial y ambiental, que profundiza y agudiza aún más las desigualdades urbanas y deja en evidencia la doble vara e impunidad de los sectores de poder económico y político como el Country Rincón Club de Campo S.A.

P.: ¿Qué otras irregularidades existen en la ciudad?

M.Z.: Hay otras situaciones que estamos abordando también sobre el río Neuquén y Limay, a raíz de llamadas y pedidos de vecinas en algunos casos con particulares y otros con Desarrolladores Inmobiliarios. Lo más injusto es mantener los asentamientos informales sin regularizar, sin la posibilidad de tener la red de servicios que permitiría una vida con calidad y dignidad. Además de recaudar más y abaratar el uso de los servicios urbanos. La ciudad está compuesta por 49 barrios formales y 49 asentamientos. Este año se sumó un sector en el barrio Ferroviario. Estas desigualdades deben ser rápidamente resueltas y no solo un spot publicitario.

P.: ¿Cómo se para el peronismo de cara a las elecciones a concejal del año próximo?

M.Z.: En diciembre de 2017, el peronismo volvió al Concejo Deliberante. Y desde ese momento venimos trabajando muchísimo. Ya vendrá el momento de pensar en una campaña. Hoy las preocupaciones son otras. Armamos un bloque con Ana Servidio junto a un equipo de trabajo con jóvenes profesionales y militantes del Frente de Todos, del cual estoy orgulloso. Y eso nos permite ampliar nuestro radio de acción y a la vez profundizar temáticas de la agenda pública con nuestra comunidad. Tenemos por delante grandes desafíos y objetivos; mejorar cada día y estar más cerca de nuestra comunidad en estos difíciles momentos. Con nuestra agenda, vamos a insistir con articular políticas urbanas y habitacionales con las políticas ambientales y las tributación de la tierra, donde encontramos la resistencia permanente del MPN y Cambiemos en esta materia. Parar reducir las desigualdades socio-territoriales vamos a insistir en crear mecanismos para recuperar las valorizaciones del suelo o plusvalías para su redistribución como algo nuevo y revolucionario en la ciudad. Tal como lo plantean Alberto y Cristina: empezar por los últimos para poder llegar a todos. Con un Estado presente en todo momento. Por eso, creemos que es necesario ampliar la representación del peronismo y el Frente de Todos en lo inmediato, continuando el trabajo en red desde lo territorial con un objetivo estratégico, ser alternativa de gobierno y conducir el Estado para transformar la realidad que tenemos. Acompañamos al gobierno de Alberto y Cristina, en esta etapa de la reconstrucción. La pandemia dejó en evidencia las pésimas decisiones políticas y económicas tomadas por el macrismo, las cuales generaron profundas desigualdades sociales.

Galería de fotos

2
1

Comentarios