CUARENTENA CURIOSA

La NASA explicó el origen de las "trompetas" de la madrugada

Un fuerte y extraño sonido se escuchó en todo el Alto Valle. Hubo todo tipo de comentarios y especulaciones.
martes, 7 de abril de 2020 · 12:15

Un fenómeno sonoro –tan desconocido como lo es el coronavirus para la humanidad- generó todo tipo de comentarios y elucubraciones: desde las más sofisticadas anunciando el Apocalisis o el Fin del Mundo, hasta las más modestas y terrenales, como que sonaron motores de la Central Alto Valle de generación de electricidad. La NASA descifró que el sonido de “trompetas” que se escuchó esta madrugada en todo el Alto Valle se llama “Cielomoto”, una suerte de “terremoto”, pero en el cielo.

Nadie que no tenga “sueño pesado” pudo escaparle a la curiosidad por saber qué fue ese sonido extraño que provenía de algún lado. Hasta se registraron filmaciones de perros callejeros corriendo atemorizados por las desiertas calles de la cuarentena neuquina.

La NASA, a través de sus científicos, le encontró una explicación

“Mientras que en la tierra los movimientos sísmicos ocurren a causa del choque de placas, en el cielo se produce por el choque de masas de aire calientes y frías. Es un fenómeno habitual, pero ante las noches silenciosas de la cuarentena, se han reportado varios videos de este sonido estremecedor desde el cielo, como si fuera un zumbido, un avión volando bajo o trompetas. El ruido afecta principalmente a los perros, que ladran y lloran”, se dijo.

De acuerdo con el científico David Hill, del servicio meteorológico de Estados Unidos, los “cielomotos” se producen por diversas razones: desde olas que golpean los acantilados hasta la caída de un meteorito.

Un vocero de la NASA aseguró al medio británico Daily Mail que la Tierra tiene “emisiones de radio naturales”. Según la agencia estadounidense, “suenan como música de fondo de una película de ciencia ficción extravagante, pero esto no es ciencia ficción. Las emisiones de radio naturales de la Tierra son reales y, aunque estamos conscientes de ello.

 

Comentarios