Portezuelo del Viento, la obra que pone en riesgo al río Colorado

Río Negro, Neuquén y Buenos Aires quieren un impacto ambiental avalado por Nación. Mientras, Mendoza retrasó la licitación.
martes, 26 de mayo de 2020 · 01:59

El río Colorado se ve seriamente amenazado. En la última década sufre un proceso de baja y actualmente su caudal es el peor de la historia. Con este panorama Mendoza retrasó un mes la apertura de las ofertas para la construcción de la presa hidroeléctrica Portezuelo del Viento, muy cuestionada por el gobierno de La Pampa. En tanto que Río Negro, Neuquén y Buenos Aires quieren un estudio de impacto ambiental avalado por el estado nacional.

Actualmente Portezuelo del Viento se encuentra en pleno proceso licitatorio luego del acuerdo que realizaron el ex gobernador mendocino Alfredo Cornejo y el expresidente Mauricio Macri en 2019. Mendoza ya recibió tres adelantos de los 1.023 millones de dólares previstos por Nación para la construcción de la presa en el departamento de Malargüe. De todas maneras la provincia retrasó dos veces la apertura de los sobres que en un primer momento estaba prevista para el 4 de marzo, pero por pedido de las compañías se pasó al 2 de junio y ahora, por última vez, al 3 de julio.

La situación no es sencilla. La Pampa presentó hace un tiempo un recurso de amparo en la Corte Suprema de Justicia intentando frenar la construcción de la presa que pone en jaque el caudal del río Colorado. El manejo discrecional que hace Mendoza sobre los recursos hídricos siempre generó rispideces con sus vecinos. De hecho ya tienen un litigio por el manejo del río Atuel.

El río Colorado tiene un ente regulador de la cuenca, el COIRCO que, entre otras tareas, tiene la obligación de preservar el río por sobre los intereses de alguna de las provincias en particular. En febrero de este año Alberto Fernández designó al frente del organismo a Javier Schlegel, exsecretario de recursos hídricos de La Pampa, quien siempre se opuso al proyecto y esto enardeciò a Mendoza que ahora objeta al ente.

El presidente del Departamento Provincial de Aguas de Río Negro, miembro también de COIRCO explicó que si bien Mendoza sigue adelante con el proceso licitatorio “creemos que eso va a tener serios problemas porque todavía no hay un acuerdo respecto al estudio de impacto ambiental” de todas las provincias que integran la cuenca del río Colorado.

“Esa obra no se puede realizar si no tiene la aprobación del estudio de impacto ambiental regional”, afirmó.

El estudio de impacto ambiental tiene que ser avalado por un organismo competente, que para nosotros es el Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, y este paso todavía no está cumplido

Curetti recordó que “se hicieron dos estudios, uno lo hizo Mendoza, que es sobre el impacto de la obra en sí, y después el COIRCO hizo otro regional, sobre el impacto de la obra en toda la cuenca, que fue objetado por La Pampa”. La diferencia con la provincia cuyana es que "el estudio de impacto ambiental tiene que ser avalado por un organismo competente, que para nosotros es el Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, y este paso todavía no está cumplido”.

La Pampa rechaza la obra porque se pone en riesgo el caudal del río Grande que es el principal afluente del Colorado que ya está sufriendo la peor sequía de la historia. Río Negro, Buenos Aires y Neuquén, con las nuevas administraciones, quieren garantías en cuanto al manejo de presa, el aval del Ministerio de Medio Ambiente de la Nación y una audiencia pública nacional.

En Rincón de los Sauces también hay un rechazo a la obra, aunque la provincia de Neuquén adelantó que no se opondrá pero que podrá algunas condiciones, como el manejo de la presa en manos de COIRCO.

En Rincón también hay bronca por la intalación de un parque industrial en la zona de Pata Mora (limite de Neuquén con Mendoza) a unos 40 kilómetros, desde donde el gobierno mendocino apunta a atraer empresas petroleras y mineras, con beneficios en los impuestos.

Comentarios