PUDO CANTAR CANCIONES

Mateo se reencontró con su mamá, y evoluciona bien

El niño de Huergo tiene quemaduras en todo el cuerpo y está internado en el Hospital del Quemado
lunes, 10 de agosto de 2020 · 15:29

Pasaron 15 días del viaje de Mateo, el nene de Ingeniero Huergo que intentó prender la estufa a leña con nafta y la explosión le produjo heridas gravísimas en todo su cuerpo, al Hospital del Quemado.

Vanesa Jaque, la mama de Mateo viajó el fin de semana en un camión hasta Buenos Aires. Un transporte que pudo conseguir porque con la pandemia los servicios de colectivos de larga distancia no están funcionando. Antes del viaje tuvo que someterse a un hisopado y esperar que le de negativo.

Todo se fue cumpliendo tal como Vanesa esperaba. El test le dio negativo el miércoles pasado. Recién ahí se puso en campaña para conseguir en que viajar al Hospital del Quemado donde Mateo, “su nene grande” tal como ella lo define la estaba esperando.  

Esta mañana Vanesa confirmó que “Mateo ya salió del quirófano. El cirujano lo encontró un poquitito mejor”, dijo.

“Salió con dolor así que lo contuve, oramos y se calmó un poco. También le cante himnos y él también cantó algunas estrofas en la manera que podía”, dijo Vanesa emocionada.

Medicamente Mateo está transitando un shock séptico. Es decir que tiene una infección. Es por eso que está con antibióticos fuertes. “En el último análisis de sangre estaba todo bien, en la última biopsia que le tomaron de las muestras de piernas y brazos, salió que el germen está alojado en las piernas, así que con los antibióticos se lo están tratando” dijo Vanesa.

Mateo ya salió del quirófano. El cirujano lo encontró un poquitito mejor. Salió con dolor así que lo contuve, oramos y se calmó un poco. También le cante himnos y él también cantó algunas estrofas en la manera que podía 

“El nene sigue con aporte de oxígeno, pero a bajo flujo. Ahora esta con 37.2 de temperatura. Se le está colocando ahora una alimentación que irá por vena, pero también tiene alimentación enteral por sonda nasogástrica”, explicó Vanesa.

Según contó su mamá, Mateo seguirá entrando a quirófano para limpieza de las heridas. “El problema es que hasta que no se le vaya la infección no podrán empezar con los injertos ni con el material sintético, ni de piel real porque al tener esa infección el cuerpo rechazó el injerto sintético que le habían colocado en el brazo”

Vanesa pidió algo muy especial “sigamos teniendo a Mateito en nuestras oraciones, agradeciendo al Señor por su inmenso amor por Mateo y por el milagro que viene realizando. Y pidiéndole una favorable evolución para mi chiquito”, finalizó.  

Comentarios