ESCÁNDALO EN CHIMPAY

Una boda, invitados y hasta el intendente en aislamiento

Los familiares del novio llegaron desde Buenos Aires, no cumplieron la cuarentena y ya hay 4 casos positivos de Covid.
viernes, 7 de agosto de 2020 · 00:10

Mientras todas las miradas en el pueblo apuntaban a una policía que cumple funciones en Godoy, que fue a visitar a sus parientes y el miércoles dio positivo de Covid, se supo que en Chimpay hay otro brote de coronavirus. Los casos detectados en el matadero de caballos tienen como nexo epidemiológico un casamiento y ahora permanecen en aislamiento a 120 personas, entre ellas el intendente Hugo Funes.

Las reuniones sociales son la principal vía de multiplicación de contagios, por eso el presidente Alberto Fernández decretó su prohibición, desde el lunes pasado. Antes de esa fecha, los encuentros estaban permitidos en algunos lugares de acuerdo al estatus sanitario de la zona. Por ejemplo, en Valle Medio, después del brote que dejó más de 100 contagios y 19 muertos, se podían juntar hasta 10 personas cumpliendo con la distancia de 2 metros entre personas.

Desoyendo todas las recomendaciones vigentes y las restricciones de no superar ese número de invitados, el encargado del matadero celebró su casamiento con la sobrina del intendente. Todo un acontecimiento en el pueblo que terminó con una concurrida fiesta en una chacra. Además de los parientes de ella que eran locales, llegaron los de él desde Buenos Aires.  Tambien cuentan que unas tías fueron desde Roca, otro de los lugares en rojo dentro del mapa del Covid. Lógicamente, el novio invitó a compañeros de trabajo. 

Pasados casi 10 días de la boda y surgió el primer caso sospechoso en el matadero de caballos que luego se confirmó como Covid positivo. Y a ese contagio se le sumó otro más. Al empezar a rastrear los contactos estrechos, las autoridades de salud comprobaron que había relación con el casamiento y a partir de allí se ordenó aislar a 120 personas, entre ellas el intendente, su grupo familiar y al presidente del Deliberante Mauro Abb, también con sus familiares convivientes.

Además, afectó el funcionamiento del Registro Civil, donde se casó la pareja. El personal que trabajaba mientras los novios daban el sí, tuvo que ser aislado. En tanto que la planta de faena fue autorizada a funcionar un día más por que debía completar el cupo de exportación, con el compromiso de cerrar el viernes para hacer una completa desinfección y también para hisopar a los casi 80 empleados que tiene. 

En un primer momento desde el matadero apuntaban hacia un camionero que había llegado con animales hasta la planta, pero luego con la investigación de Salud se determinó que en la fiesta de casamiento había una persona infectada y el clásico trencito un momento ideal para que el virus se propague en un pueblo que había logrado no tener ningún caso positivo.

 

Comentarios

Otras Noticias