DEFENSA DEL CONSUMIDOR

Egresados: 240 millones de pesos de multa a los boliches

Los cinco boliches de Bariloche acordaban precios en común para vender más caro sus productos a los Egresados y no permitir competencia.
martes, 29 de noviembre de 2022 · 21:23

Los colectivos llenos de egresados llegan a diario a Bariloche. Los adolescentes vestidos todos con las mismas camperas tienen un abanico de actividades para hacer, pero todos piensan en lo que serán las largas madrugadas en los famosos boliches bailables de la ciudad. Pero detrás de la diversión de los jóvenes, que dejan todos sus ahorros en entradas y tragos, existe un acuerdo entre las empresas que las manejan para quedarse con el enorme negocio que hay en la noche.

Al menos así lo entendió la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que durante cuatro años investigó a las dos empresas que manejan los cinco boliches bailables de la ciudad. Las únicas que cuentan con la calificación "clase A" emitida por el municipio. Se comprobó que todas funcionaban de manera cartelizada y que ejercen "abuso de posición dominante".

Tras una denuncia de un empresario que no pudo ingresar al negocio y sólo se le limitaba el horario denominado predancing hasta las 12 de la noche, comenzó una larga investigación que permitió corroborar que existía un acuerdos entre las empresas Alliance y Grisú para reducir la competencia entre ellos.

La primera de estas firmas controla lo boliches By-pass, Rocket, Cerebro y Genux, en tanto que la restante es la dueña del local que tiene el mismo nombre. Desde el organismo de control se determinó que comercializan los servicios de discoteca de Bariloche a las agencias de turismo que venden los paquetes de viajes estudiantiles para egresados de las escuelas secundarias de todo el país.

Se corroboró que ambas establecieron un acuerdo para fijar de manera conjunta los precios de las entradas con un tarifario único que hacían llegar a las agencias, incluyendo también el porcentaje de aumento. Existieron casos en los que las agencias intentaron negociar el precio y a las condiciones de pago, pero siempre chocaron con la vigencia de un tarifario único y acordado entre Alliance y Grisú.

También se demostró que había un reparto de clientes para que, a lo largo de la duración del viaje de egresados, los estudiantes concurran, como mínimo, una noche a cada discoteca en horario nocturno. Estas prácticas concertadas generaron un claro perjuicio de manera directa a las agencias de turismo estudiantil a nivel nacional y de manera indirecta a los estudiantes que llegan a Bariloche.

De esta manera, las empresas cobraron mayores precios que los que hubieran prevalecido en ausencia de este acuerdo. Además, al no existir competencia entre ellas, lograban una posición dominante a la hora de negociar con las agencias de viajes. Y sobre todas las cosas, se le impidió a los adolescente, que son los consumidores, que puedan adquirir una cantidad diferente de noches de discotecas a las establecidas por las firmas investigadas.

El organismo nacional que defiende a los consumidores estableció que las empresas Alliance, Grisú y Powerlink (la empresa denunciante dueña del local Puerto Rock) cesen de la cartelización e intercambio de información, procedan a a comercialización y fijación de condiciones de forma independiente y competitiva. Y en particular contra Alliance, que se abstenga de comercializar noches de boliches por cuenta de terceros y, en particular, no cooperar ni coordinar la venta conjunta de servicios de discoteca con otros operadores.

Y como sanción, impuso a By-pass, Rocket, Cerebro y Genux una multa de 150 millones de pesos (la máxima que establecía la Ley 25.156 al momento de producirse los hechos), y a GRISÚ, 90,3 millones.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias