ACUERDO MILLONARIO

Bariloche debe pagar casi 200 millones al marido de Valeria Mazza

Alejandro Gravier es uno de los tres dueños de las 26,5 hectáreas que el municipio expropió y que once años después empezará a pagar.
martes, 16 de mayo de 2023 · 16:57

El voto a favor de los legisladores le puso fin a un largo conflicto habitacional que llegó a tener una enorme cantidad de carpas frente al Centro Cívico de Bariloche. El reclamo era el de 413 familias que a través de cooperativas querían regularizar su situación en el barrio El Frutillar, a los pies del cerro Otto, del lado que los turistas no ven. Casi once años después, el municipio acordó pagar 520 millones a todos los dueños: entre ellos, el marido de la ex modelo Valeria Mazza, Alejandro Gravier.

La lucha de los vecinos fue de más de un año y medio. La salida fue la expropiación, pero también en esa maniobra se redujo de 42,5 hectáreas a 26,5 donde se edificó un barrio social. Esta gestión sucedió en agosto de 2012, durante la intendencia del destituido Omar Goye, luego pasó la peronista María Eugenia Martini y -casi al final de su mandato- Gustavo Gennuso es quien deberá afrontar la millonaria deuda con los tres propietarios de esas tierras: el empresario asiatico Sio Zon Li, dueño del 35%; a Alejandro Jorge Gravier, por otro 35%; y al abogado Eiletz Brajdih Roberto Andrew, por el 15% restante. El pago se realizará en 25 cuotas de 15.183.535, tras la entrega de 138.478.152 pesos en el momento en que se firmó el convenio.

En las tierras en cuestión hay un barrio consolidado que nació como social y que los vecinos pudieron pagar sus terrenos en cómodas cuotas a las cooperativas que también compraron las tierras al municipio. El Frutillar se encuentra en el sector conocido como el Alto, la zona más carenciada que permanece oculta a los ojos de los turistas. Las hectáreas expropiadas corresponden a una ladera del cerro Otto.

Por unas tierras oseosas y que no tenían ningún tipo de uso, al acomodado marido de Valeria Mazza le corresponderán cerca de 182 millones de pesos, de lo que tendrá que deducir el pago a los abogados que lo representaron en el juicio. La noticia sorprendió porque el común de la gente no tiene registrado el trabajo de Gravier, quien saltó a la fama cuando se casó en 1998 con la modelo y todos lo recuerdan en la ceremonia con una enorme galera del brazo de su esposa.

El vínculo de la familia Gravier-Mazza con Bariloche no es muy profundo. Sólo las visitas durante la temporada de invierno, donde la pareja y sus hijos (Balthazar, de 24 años; Tiziano, de 21; Benicio, de 18; y Taína, de 15) disfrutan de la nieve y el esquí, mientras los lentes de los fotógrafos de las revistas Gente, Caras y Hola hacen foco en ellos. Es más, el esposo de la modelo se presenta en el sitio web de su empresa como "hincha de San Lorenzo, aficionado al polo y gran esquiador".

El empresario de 61 años, es socio de Vamaga Group, junto con su esposa y se dedican desde 1995 a representar a la rubia nacida en Paraná en todo el mundo. Además, realizó producciones de entretenimiento en la televisión argentina e italiana. Aunque también a "identificar y desarrollar negocios en la Industria de Real Estate en Latinoamerica (bienes raices) en Sudamérica". Precisamente por este tipo de negocios es que llegó a adquirir las tierras del cerro Otto.

Gravier construyó vínculos con los empresarios más importantes del país desde chico. Su pasado en el colegio Marianista y como jugador de rugby del San Isidro Club (SIC) le sirvió para permanecer a ese selecto grupo acomodado de la aristocracia porteña. Nació en 1965, luego del secundario continuó sus estudios en la Universidad Católica Argentina (UCA). Su técnica le permitió jugar con 19 años en el seleccionado juvenil de rugby.

Siete años después de jugar con Los Pumitas, se asociosó a la familia Macri, entonces dueños de SEVEL (fabricaba autos Fiat y Peugeot) y desarrollaron una red de talleres para realizar los services de esas marcas, que se denominó Pronto Servicio. Además fue subcontratista del Estado en la construcción de las principales autopistas porteñas, como Autopistas del Sol, Acceso Oeste, Buenos Aires-La Plata, Ricchieri, y el ensanche de la General Paz. En Rosario realizó la Circunvalación, el Puente Encarnación-Posadas y la represea Urugua-Í en Misiones, y en Neuquén el gasoducto Loma de la LataAntes de casarse, su empresa fue transferida al grupo Loma Negra de la menemista Amalia Lacroze de Fortabat. 

Luego de formar familia con Valeria Mazza, dejó de lado los negocios de la construcción y comenzó a incurcionar en la Internet y fue la primera empresa argentina del rubro en cotizar en Nasdaq (Bolsa de Nueva York) y creó la filial Argentina de "Ducati energía Spa" que produce componentes eléctricos y electrónicos. El mercado inmobiliario lo sedujo poco después, cuando en 2010 comenzó a asesorar al grupo español Rayet, dueño de la cadena Hoteles Selenza, para abrir un hotel spa en Punta del Este.

Pero no todas fueron buenas para el marido de la modelo argentina más importante del mundo. En 2014, la Justicia lo procesó por evasión de impuestos por haber falsificado un contrato de locación, a través de las empresas Vamagra S.A. y La Soñada S.A., todas en sociedad con Valeria Mazza.

 

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios