Nido de las manos

Alicia y sus maravillas

Esta habilidosa profesora de arte francés hace cuadros que se escapan de su marco.
viernes, 18 de octubre de 2019 · 23:28

Por María Marta Martínez 

Alicia Toro es de Ingeniero Jacobacci pero hace unos años que se mudó a Cinco Saltos (Río Negro) con su marido, siguiendo a uno de sus hijos que vive allí. En su Jacobacci natal, Alicia fue maestra de plástica (“antes eran manualidades”, aclara) en las escuelas durante 35 años hasta que se jubiló. Pero lejos de retirarse, y a sus 74 años, creó una nueva forma de compartir su talento y creatividad.

“De la mano de una señora, aprendí el arte francés allá (Jacobacci) y di clases también. Ahora que me vine a vivir acá empecé con una o dos alumnas, son todas de 70 como yo (risas), y ahora ya tengo diez que vienen y les enseño”, cuenta.

El arte francés tiene como premisa que las imágenes no tienen porqué ser planas. Se trata de una manualidad que se realiza con una técnica que transforma una imagen plana en una multidimensional, con notable efecto de movimiento, profundidad y volumen.

Alicia confecciona cuadros con esta técnica, utilizando todo tipo de figuras e imágenes. “Por lo general, me gustan las imágenes de mujeres estilizadas, con vestidos y flores. Pero también puedo hacer cualquier cosa, no tengo problema. Pueden ser paisajes, he hecho fotos de personas”, explica y detalla que los principales materiales que se utilizan son láminas con dibujos (a elección), tijeritas, bolillos y “una lapicera sin tinta porque si nos vamos a comprar todo lo que hace falta es mucho, entonces uno se las arregla con lo que tiene a mano”. También se necesita un cartón fino para pegar la lámina y, por último, los marcos “que en mi caso me los hace mi esposo”.

"De fondo, yo uso unas cartulinas como arpillera y a veces, también hay cosas que le podes poner como florcitas, detalles de brillos, perlitas”, agrega. 

Ella es una mujer entusiasta, detallista y amable. Tiene la habilidad de hacer, y la generosidad de enseñar lo que sabe. Junto a su marido, crió a dos hijos y uno de ellos es quien hoy la lleva a todas las ferias de artesanías que puede para que ofrezca sus coloridas creaciones.     

No es difícil encontrarla si ella está en la feria. Sus cuadros se destacan entre los demás puestos de artesanías. Coloridos, nostálgicos, atractivos, las figuras parecen querer salirse del marco; y pararse frente a cualquiera de ellos es una invitación a tocar, pero ojo, “no se toca”. Y está bien, porque si fuera posible, entraríamos a pasear por un rato por cualquiera de sus paisajes, a oler el perfume de sus flores o a dejarnos encantar por alguna de sus hadas aladas.

“Si tengo que hacer una flor, un paisaje lo hago. Acá, de Cinco Saltos, me pidieron que hiciera la imagen de los 5 saltos. Y lo hago porque me gusta. He hecho tantos… creo que más de 50 y para mí son todos lindos”, relata con orgullo. A veces sus manos sienten el cansancio, “pero yo lo voy haciendo despacio. No me apuro” dice, y cuenta que si se lo propone en dos días tiene un cuadro hecho.

Finalmente, le preguntamos si hay que tener alguna destreza en especial para poder hacer este tipo de manualidad. Alicia concluye: “te tiene que gustar, nada más”. 

Aunque aclara que no entiende mucho de tecnología, en Facebook Alicia es Ali Arte

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias