Nido de la tierra

Un bosque en la isla Jordán

Este mes se realizó la tercera plantada de sauces criollos en la Isla Jordán, de Cipolletti (Río Negro). El plan es que crezca un bosque para proteger especies amenazadas.
lunes, 18 de noviembre de 2019 · 09:06

En Cipolletti, más exactamente en la Isla Jordán, se está tratando de dar forma a un bosque que permita recuperar poblaciones amenazadas. La comunidad es parte del proyecto y ya se llevaron a cabo tres jornadas de trabajo.
La buena noticia es que se plantaron 220 sauces criollos. Hace un par de semanas, en la tercera plantada, los participantes, pala en mano, pusieron 100 sauces criollos, de los cuales 50 ejemplares se ubicaron en el estaquero del vivero municipal de la isla, mientras que los restantes fueron plantados en sectores seleccionados por sus condiciones ecológicas.
La arquitecta Luciana Campos, de la Dirección de Desarrollo Urbano y Territorial, coordina el proyecto en el sector de Cipolletti, para la Restauración de Bosques Nativos degradados y dijo que “las ramas que salgan de estos barbados van a ser los orígenes que vamos a seguir clonando en el Vivero Municipal para forestación urbana y de particulares”.
El objetivo es aumentar la densidad demográfica de la especie a partir de la generación de núcleos (bosques) de alta diversidad genética que permitan recuperar poblaciones amenazadas.
Este plan de restauración se enmarca en el Programa de Rescate Genético Participativo iniciado por el INTA de Bariloche hace 5 años y promueve el repoblamiento natural de las planicies de inundación de los ríos patagónicos con esta especie, la más amenazada de la Patagonia.
“Todo en pos de un plan a largo plazo para reproducir la especie restaurando zonas de bosques y canteras. Una vez que tengamos la infraestructura en el Vivero se va a poder incluir otras especies”, aseguró Campos a medios locales.

 

 

Proyecto ganador
Cipolletti, junto con una red de localidades del área andino-patagónica, ganó una convocatoria nacional a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, para la restauración de bosques nativos degradados en el territorio nacional. El proyecto fue seleccionado entre 23 presentados.
El proyecto es llevado a cabo en forma conjunta por la Universidad de Flores, las Estaciones Experimentales INTA Bariloche y Castelar, la Agencia de Extensión Rural Zapala, el Vivero Provincial de Mariano Moreno, el IPAF y el Jardín Botánico de Plottier.
Las plantadas, de las que participa la comunidad con pala en mano, es organizada por la Municipalidad de Cipolletti, Universidad de Flores (UFLO), el Taller de investigación de Proyectos en el Paisaje (TIPP), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Colegio de Arquitectos de Río Negro (CARN).

 

 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias