Nido de las manos

Mucho más que un festival gastronómico

El fin de semana pasado, en San Patricio del Chañar, la comunidad alzó la voz, se dejó ver y se apropió del espacio en la maravillosa fiesta colectiva que conocemos como “Manduca”.
miércoles, 20 de marzo de 2019 · 07:55

Por Carla Barbuto

Manduca es mucho más que un festival gastronómico. Manduca es comunidad en acción, es aprender a emprender, es conocer lo que comemos y , sobre todo, es una movida colectiva que nos hace mirar la tierra y revalorizar sus regalos.


Los comienzos de Manduca hablan de una suerte de cruzada patagónica tan hermosa como un aula llena de gente con ganas de poner las manos en la tierra. “Manduca nace de un proyecto educativo que integra actividades de extensión que tienen que ver con la comercialización. Quienes quieren emprender necesitan herramientas para saber comercializar y no hay forma de aprenderlo con la teoría, necesitas una instancia práctica”, nos cuenta Luisina Latorre, responsable de Comunicación Institucional del Centro de Formación Profesional Agropecuaria N° 2 (CFPA) Puesto Chañar, entidad organizadora del festival.

 


Así es como, en 2015, surgió la previa de Manduca, una feria de emprendedores que se llamaba “De la tierra a tu mesa”. “Era muy chiquita, se hacía los segundos sábados de cada mes y estaba abierta a la comunidad. El objetivo era que el emprendedor se vinculara directamente con el consumidor y, a su vez, el consumidor lo hiciera con el productor. Era una forma de saltear intermediarios”, nos dice Luisina.
La feria fue creciendo y creciendo. Se ofrecían agroalimentos como frutas y verduras de estación, productos de granja y elaboración de dulces y conservas. “Fue in crescendo, venía mucha gente, tenía un fuerte impacto en la comunidad y así empezamos a invitar a artesanos de la zona para ampliar la oferta de productos”, recuerda.

 


Casi paralelamente a esta feria, el Centro comenzaba a pensar colectivamente cómo dar valor a esa producción primaria. “En 2017, se empezó a desarrollar la unidad didáctica productiva de gastronomía con el fin de dar valor a la producción primaria a través de propuestas gastronómicas que tuvieran una identidad cultural. Se hicieron talleres de rescate de recetas”.
Y así, llegamos al genial festival del fin de semana. “Manduca surge para darle valor a la feria desde la parte gastronómica. Todo se unió y hace lo que es hoy Manduca, un festival de comida casera al paso y la verdad es que trasciende eso”, nos dice Luisana.

 


Claro que sí, Manduca es mucho más que un festival gastronómico. “Son los mismos emprendedores que se van apropiando del espacio y nosotros promovemos eso y que vayan teniendo cada vez más autonomía y que funcionen como un equipo. Y esto es lo que tiene diferente Manduca a otros eventos gastronómicos de la zona. La gente que va ve desde cómo se produce lo que come hasta cómo se transforma en una comida preparada. Todo en el mismo espacio físico, en el Centro educativo. Eso no lo ves en otros festivales. Mostramos todo el proceso de producción, en Manduca acercas al consumidor a la propia tierra y lo haces valorar el alimento que consume”.

 


Como dijimos al comienzo, Manduca es mucho más que un festival gastronómico. Es trabajo y educación. Es comunidad y equipo. Es alimento y es tierra.

77%
Satisfacción
11%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
11%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias