Nido de la Tierra

Oscar Sarhan, el Nhacedor

La foto del artista neuquino en el basural camino a Balsa Las Perlas rápidamente se volvió viral. La protesta performática en la que Sarhan se entrega como pieza de su instalación activó una positiva reacción en cadena en diversos sectores y forma parte de las cruzadas iniciadas desde su Fundación: la creación de la obra de artivismo más importante que haya conocido Neuquén.
viernes, 24 de enero de 2020 · 09:48

Llegamos a “La Celestina” sin saber que de ahí no nos iríamos nunca más. (Resulta ser que hay lugares que son eternos). 

Nos reciben él y su manada. (Perdón, Oscar no recibe. Oscar bautiza. Él es un nhacedor. Nace con cada hace). 

 

Oscar Sarhan, el Nhacedor.

 

Camina hacia nosotros solo, pero con cada paso, la memoria de los miles de cientos que ha dado por todo el mundo, por toda la Patagonia y por todas las artes levantan sobre él una pátina de hombre-obra.  (No entendemos bien lo que está pasando, y eso siempre es bueno).

Antes de sentarnos a hablar, hablamos por horas. Dibujamos al andar un sendero imperfecto y fabuloso, un camino que nace y muere solo para y por nosotros. Más avanza el relato, más frondosa historia. De a ratos, el por qué de la visita se vuelve borroso. Hacemos el esfuerzo y volvemos a él: cierto. El posteo performático sobre el basural a la vera de la laguna a la vera de su hogar en La Celestina, una situación de descalabro y desidia ecológica que de tan grave y grande se había naturalizado y vuelto invisible. 

 

Su manada y la laguna.

 

"Olla, esquina y cucharón" una de sus grajeas de docuarte que narra desde la austeridad de la cotidianeidad lo fabuloso de vivir en naturaleza.  

 

El mapa de la basura

Nos cuenta que “La Celestina” es su lugar en el mundo. (Nos cuenta que la bautizó así en honor a su abuela). Nos narra a tracción de ejemplos cómo ésta ha sido su bandera desde el origen de sus tiempos.

Nos cuenta que la postal performática es sólo una de las piezas de su ecléctico proyecto de acción y reacción para la conservación del medioambiente neuquino diagramado y orquestado desde su Fundación “Oscar Sarhan para la Cultura”. Nos describe cómo su cruzada establece un mapeo artivista para la visibilización de nodos de abandono y descalabro medioambiental por toda la Provincia. Sarhan trasladará su universural a distintos rincones neuquinos donde sea necesario, transformando la basura en arte e inicio de un proceso de saneamiento ambiental y comunitario. 

 

 Transformando la basura en arte e inicio de un proceso de saneamiento ambiental y comunitario. 

 

Postales de su cruzada:"Esta mañana, en El Chocón, antes de emprender el regreso a casa, fui a estar un rato en la “villa de abajo”. Siempre lo hago. Me gusta caminar sobre su tierra colorada, mirar el río, sentirme en marte aunque sea domingo. Y como rondando, diría mi madre, llegué hasta el árbol de nuestro patio. Limpié sus alrededores y luego me paré a su lado. Lo abracé. La memoria es permanencia y resistencia. Es un árbol -me digo- tan solo un árbol. — en Villa El Chocón, Neuquén, Argentina." Posteo de Sarhan. 

 

Parte y partícipe de ,entre otras acciones colectivas,  el Primer Encuentro Naturaleza y Culturas. Villa la Angostura.

 

Sus manifiestos sobre el medioambiente son material de referencia para estudios y expertos. "Desde Alemania me envía Jordy Pacheco, su obra que incluye un texto de mi libro Desamurados y su análisis acerca del impacto que en nuestra región genera la explotación de los recursos naturales en todas sus formas." Sarhan.

 

El Universural 

“Camino a Balsa las Perlas, por una de las alamedas más bellas que aún quedan en nuestra ciudad, llegando al río, a su balneario habilitado, al ‘Water Park´ (kiosko que, vaya a saber uno de quién es) existen estas lagunas,  que están tapando con basuras. Las rodean canteras, emprendimientos inmobiliarios, y cientos de coches que a diario pasan frente a ellas.

Podría decir que este es mi barrio.”

Comienza el texto de su posteo y la prosa nos evoca un Sarhan urgente y asqueado. 

“En la gran laguna de la foto viven cisnes de cuello negro, cormoranes, biguás, nutrias, garzas, y peces que, cuando cae el sol, se ven saltando con brillitos que emocionan.

Todos los días, esto se va sepultando. Por aquí respira la tierra y el cauce del Limay, a 200 metros; también respiramos quienes creemos que este paisaje es tan necesario como el agua potable, las cloacas bien hechas, las petroleras lejos de la gente.

¿Cómo puede ser que los cisnes zigzagueen lavarropas y cocinas, que las garzas vuelen de una heladera hasta las llantas de camiones?

¿Cómo puede, alguien, poner un cartel que diga “se reciben escombros”, y transformar un espacio de la vida en un cementerio de plásticos, de artefactos oxidados, telgopores, fibra de vidrio, lana de vidrio, colchones, botellas de vino, reposeras, techos desmantelados, vigas de hormigón, bolsas con animalitos recién nacidos?

...Y después miramos al koala chamuscado en la Australia incendiada, los osos polares en equilibrio sobre derretidos glaciares. Después donaremos en el “Hiper” los hipos de colesterol para un mundo mejor. Después entrará la camioneta con sus super ruedas para lavarse en la corriente, y habrá para brindar, con gusto a pañal de frutas, un agua saborizada.

Pareciera que ya nada importa. Todo es una reverenda ca… ¿Por 30 pesos más, quieres añadir un cono de papas fritas?”

 

Una foto que es un relato de autor.

 

Tumbas de la gloria

El posteo del multifacético artista se volvió viral, y en pocos días, tuvo su respuesta.

Sarhan así lo contaba en su muro: 

“Como en el poema de Lorca, a las 5 de la tarde, lxs vecinxs de la laguna que se encuentra en inmediaciones al río Limay, camino a Balsa las Perlas, nos reunimos con funcionarixs del municipio de Neuquén, encabezados por Cristian Haspert (gracias!), subsecretario de limpieza urbana.Sacamos en limpio, paradójicamente, que se abrirán acciones, en una primera instancia, para el diálogo con la familia propietaria de la cantera que hasta el dia de hoy, sigue recibiendo la basura que se constata en las fotos para el relleno y muerte de este bien común.

Según informes que proveyó gente del municipio, los escombros que recibe la laguna, están avalados con absoluta vigencia a partir del 2011. Es decir, que todo este desastre ambiental tiene sello responsable desde hace 9 años.

¡Por favor, revisen esto!

Si así no ocurriese, estamos hablando, dada la magnitud de la laguna, que restan muchos años aún de esta impunidad.

Ver los restos de coches, paredes en bloques, artefactos, cubiertas, es la agonía de una enfermedad crónica, lenta y silenciosa. Es un dolor que se instala en el cuerpo, te va nublando la vista. Te cambia el sonido de los pájaros por el continuo goteo en estruendo de las hormigoneras.

Al estar alta la napa, se filtra en las casas aledañas el aceite de motores sumergidos, de tachos con brea, bolsas con pilas y un largo etcétera.

La desidia, los negociados con membrete, la ignorancia, la falta de educación, la indiferencia, el poco respeto por la vida, siguen a la orden del día.

Es el mal de esta época. Estamos tan vivos y tan en la cuerda sin darnos cuenta.

¿Por 30 pesos más, quieres añadir un cono de papas fritas?”

 

Sarhan y el artificio de la denuncia

“Es un inquietante juglar patagónico”  dijo de él, el gran Cristian Alarcón (tal vez, el referente más importante del nuevo periodismo argentino). Y nosotros decimos lo mismo.

Las implicancias de la cadena de reacciones positivas causadas por su big bang artístico tienen una manifestación social y real. A los pocos días, se realizó una limpieza comunitaria de la laguna.

“Vecinos y funcionarios todos arremangados limpiando la costa. La tarea de SANEAMIENTO Y LIMPIEZA de la LAGUNA del Barrio VALENTINA SUR. A pedido de los vecinos quienes también se sumaron a esta iniciativa juntamos cientos de kilos de #Basura que estaban en el agua y alrededores.”

Narraba el artista desde su muro.

 

Vecinos, funcionarios, todos limpiando la laguna. Un saneamiento ambiental y espiritual.

 

Efecto residual 

La cosa no quedó ni ahí ni así. Se pudo más. Se estableció un nuevo recorrido para la empresa recolectora de residuos, que comenzará a pasar diariamente por la zona. Y se acordó que la laguna ya no será utilizada como espacio de acopiamiento de escombros y demás desechos.  

“Laguna camino a Balsa las Perlas, a 200 mts. antes de llegar al río Limay. Un espacio natural que podremos visitar de ahora en más y para siempre. Hay que pedir permiso a los patos, a las nutrias, a los cisnes de cuello negro, a las garzas. Un ecosistema que hay que cuidar y defender de las manos desaprensivas(...) Respecto a ella, a su azul intenso, al sol bordándola bello, algún día, cuando parezca que todo haya pasado, recordaremos que lo verdaderamente importante seguirá ocurriendo, y es lo que hoy, supimos defender: esta vida que transcurre y que nos tiene latiendo para disfrutarla y cuidarla. Es un trabajo diario. Sigamos, allí, donde sea necesario.”

"Mi vida.Tu vida.La vida." La laguna a la altura de "La Celestina", curada, perdón, cuidada por Oscar.


 

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias