Adoptá un adulto

Bruno necesita un hogar para pasar sus últimos años

Sus "dueños" lo abandonaron en Parque Industrial, volvió y por estar enfermo amenazaron con tirarlo a la meseta.
miércoles, 20 de mayo de 2020 · 23:34

Bruno lamentablemente es uno de los tantos perros de Neuquén que padecieron el abandono y el maltrato. Tiene unos 10 años, y el amor no lo conoció de las personas que decían ser “sus dueños”, sino de aquellas personas que lograron sacarlo de la calle.

Vivía en Toma Norte, lo dejaban en la vereda, como muchos acostumbran a tener a sus mascotas, y algunos vecinos le daban de comer allí mismo en la vereda de tierra, donde durmió siempre. Los años pasaron y su cuerpo empezó a sufrir el deterioro. Para desgracia de Bruno la sarna empezó a tomar parte de su piel y la atención veterinaria no era una opción.

Lo más fácil fue llevarlo hasta Parque Industrial y abandonarlo, pero el a los pocos días volvió con esa gente, que como ya era sabido nada iba a cambiar en su modo de tratarlo.

La sarna avanzó cada vez más y el remedio casero fue ponerle aceite quemado, algo totalmente cuestionable ya que puede empeorar la piel. Y ahí siguió Brunito, resistiendo, flaco, lagañoso, débil y con moscas en sus orejas, bajo la amenaza de tirarlo en la meseta, lugar adoptado por gran parte de la sociedad neuquina para abandonar perros de todos los tamaños y colores.

Desesperada por esta situación una vecina alertó a Virginia quien no dudó en poner a disposición de Bruno la cuenta veterinaria y desde ese mismo momento su vida empezó a cambiar.

Lo difícil de estas situaciones y que se repite a diario con los rescates, es que cuando le den el alta no tiene un lugar donde poder recuperarse. No hay un hogar de tránsito, ni nadie que quiera adoptarlo. Son muy pocas las personas que adoptan perros adultos, por miedo a sufrir cuando se vayan, pero hay que tener presente que ellos sufrieron mucho y los últimos años con una familia que lo quiera, puede revertir ese sufrimiento.  

Si él fue fiel a gente que no lo quiso nunca… ¿se imaginan lo que puede ser con una familia de verdad? Bruno necesita un hogar para siempre, para toda su vida, sin importar si esos son muchos o pocos años y Virginia necesita que la ayuden para poder seguir ayudando y cambiar la vida de muchos más Brunos.

Comentarios

Otras Noticias