CRISIS BLAUGRANA

Messi y las razones para irse de Barcelona

Una vez más comenzaron a surgir los rumores de partida y la aparición de un posible candidato.
viernes, 3 de julio de 2020 · 17:04

No es sorpresa que una vez más, como en otras tantas ocasiones, se hable de que Lionel Messi podría dejar Barcelona. Entre el deseo de muchos hinchas rivales, la subjetividad periodistas partidarios y los oportunos llamados de clubes multimillonarios, el rumor vuelve a surgir una y otra vez. Sin embargo, ya no se trata de una cuestión externa, porque la situación de Barcelona de hace varios años le dan motivos al astro mundial para sentirse insuficiente y agotado. 

Partiendo de la base. Leo no es el mismo Leo, o por lo menos no disfruta de aquel fútbol que desplegaba con Andrés Iniesta, Xaxi y Dani Álves en cancha. Con ellos, se cansó de ganar títulos durante años, se cansó de dejar en ridículo a su archival, Real Madrid, y desplegó el mejor fútbol de la historia (para la mayoría) con Guardiola como DT. 


Una vez que partieron aquellos nombres, apostaron a curar nostálgias con la llegada de Luis Suárez y Neymar. Aparecieron nuevas amistades, fútbol y tranquilidad, pero le duró poco. Con sus hermanos sudamericanos pudo volver a alzar la Champions League. La cuarta y última orejona la ganó en la temporada 2014/15, ya con Luis Enrique como entrenador. Allí se selló la temible 'MSN' y Leo firmó 10 dianas en 13 encuentros, además de dar seis asistencias.

Hace cinco años ya que el fútbol de Barcelona no brilla como las épocas doradas. Messi se mantuvo siempre en la elite a pesar del tiempo, a pesar de que pasen nombres prometedores por al lado sin acompañarlo lo suficiente.

Hoy, en el regreso por el parate de la pandemia de coronavirus, Barcelona dejó escapar la chance de quedarse con la Liga Española y allanó el camino para el Real Madrid. Suárez continúa siendo la carta más fiel para Messi aunque las repetidas lesiones al uruguayo lo vuelven un enigma. Antoine Griezmann parecía ser un alivio para acompañar en la ofensiva pero la incómoda posición en la que lo obligan a jugar hace que el francés no pueda rendir en plenitud. 

En el horizonte de Leo todavía están los octavos de final de la Liga de Campeones, donde el club blaugrana obtuvo un 1 a 1 en la ida ante Napoli y le resta el partido de vuelta en el Camp Nou, en agosto. 

Pero además figura otro horizonte: El interés del Manchester City del mismísimo Guardiola. A todo esto, la relación con la actual dirigencia parece rota y Messi frenó las negociaciones por la extensión de su contrato. El entorno del club lo ve más afuera que adentro, aunque el peso de su familia sería clave para su futuro. 
 

Comentarios

Otras Noticias