Opinión

¿Habrá un neuquino en el Gabinete Nacional?

Después de muchos años la provincia está otra vez en el centro de la escena nacional. Otra vez su nombre aparece asociado al desarrollo. En una semana quedará dilucidado el enigma.
miércoles, 4 de diciembre de 2013 · 20:25

Hay un silencio profundo respecto de los cambios que se darán en el gobierno de Jorge Sapag. Se conocen algunas variantes que podrían producirse pero poco es lo que se puede certificar. Algunos enroques, un cambio de figuras y la incorporación de otras parecen ser las coordenadas más certeras. Donde sí está la clave de las decisiones de Jorge Sapag es en la reunión que mantuviera con el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich días atrás. De esta reunión trascendió el ofrecimiento que habría hecho Capitanich para que el neuquino se incorporara al gabinete en la secretaría de Energía. Por supuesto que ni loco Sapag dejaría el gobierno de la provincia en estos últimos dos años. Mucho menos después de los resultados electorales de este 2013, con los petroleros lanzados a la conquista de la gobernación  y con la vicegobernadora que acaba de perder como candidata oficialista. ¿Quien le podría garantizar la gobernabilidad en un contexto así?. Ahora,  partiendo del supuesto que Sapag es un hombre rápido de reflejos y un paciente constructor de escenarios políticos es posible especular con que en ningún momento dejó de ver la posibilidad de aceptar la  cartera de Energía. Veamos porque. En un imaginario diálogo de Sapg con Capitanich es fácil inferir que el mandatario neuquino puede haber aceptado el ofrecimiento. No para sí  sino para alguien de la provincia.

-Te agradezco mucho Coqui, me honra el ofrecimiento pero no puedo aceptar en este momento. Pero sí Neuquén se sentiría muy orgullosa de poner el próximo Secretario de Energía del  país.

-Se te ocurre alguien Jorge?

-Tengo el mejor de los hombres para ese cargo.

-¿Quién es?

- Mi ministro de energía, el que ha llevado adelante la política petrolera, el que armó la empresa estatal y la está preparando para  cotizar  en bolsa. Alguien que conoce muy bien el mercado de la Energia y que tiene muy en claro la política que lleva adelante el Gobierno Nacional.

Tal vez nunca se confirme si existió una conversación de esa naturaleza; lo único que nos alienta a creer que es probable es la tajante desmentida del gobernador Sapag al respecto del ofrecimiento. Si lo niega tanto es porque algo hubo. No le vendría mal al gobierno neuquino colocar allí al ingeniero Guillermo Coco. "Uno de los nuestros” diría alguien del riñón del gobernador. "Nos garantiza lealtad política y gestión para la provincia, además de paso proyecta imagen de candidato mientras acá peleamos por la re-re, y si no se da, lo tenemos a Guillermo preparadito para ser”, sostienen con ilusión. No es mala idea, y el momento es único. Después de muchos años la provincia está otra vez en el centro de la escena nacional. Otra vez su nombre aparece asociado el desarrollo. En una semana quedará dilucidado el enigma.  

Comentarios