Opinión

Pan y Libertad, 30 años de democracia

De las cinco transiciones -España, Argentina, Brasil, Chile y Uruguay- que se estudian como modelo de tránsito de dictadura a la democracia sólo una sentó a sus verdugos en el banquillo de los acusados, fue la naciente democracia argentina.
lunes, 9 de diciembre de 2013 · 23:39

Tres décadas han pasado desde aquel 10 de diciembre de 1983. seis años de alfonsinismo; 10 años de menemismo; 10 años de kirchnerismo y en el medio una transición de cuatro años de varios presidentes, De la Rua entre 1999 y 2001, cinco presidentes en 13  días de la crisis más severa que haya tenido la vida institucional desde su retorno a la democracia. Allí gobernaron, Ramón Puerta, Adolfo Rodriguez Saá, Eduardo Caamaño y Eduardo Duhalde. Este último fue quien condujo la transición hasta que en 2003 fuera electo Néstor Kirchner.

La mera estadística no alcanza para explicar cuanto encierran estos 30 años y por supuesto la generación que nació y creció bajo el régimen de libertades instaurado en 1983 no tiene ni idea de cuanto valor adquiere para aquellos que vivieron la Argentina del oscurantismo militar. 

La democracia nacida en la década del '80 dejó atrás un horror que conmovió al mundo por lo sanguinaria y cruenta. Por su grado de cinismo y por haber inventado la figura del desaparecido. La criminal acción de detener, torturar asesinar a militantes políticos y sociales en forma clandestina utilizando todo el poder del Estado.

La supresión de las libertades, la conculcación de derechos, la apropiación de bienes y la persecución de militantes políticos fue la fachada visible del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional. Mientras que de manera clandestina y usurpando el poder obsoluto del Estado llevaron a cabo un siniestro plan de exterminación.

El fracaso de la guerra de Malvinas obligó a la dictadura militar a buscar una salida política, la presión internacional y el frente interno hicieron posible una transición; en el el camino se auto amnistió y buscó fórmulas parecidas a décadas anteriores para dejar un gobierno que no juzgara sus actos.

De las cinco transiciones -España, Argentina, Barsil, Chile y Uruguay- que se estudian como modelo de tránsito de dictadura a la democracia sólo una sentó a sus verdugos en el banquillo de los acusados, fue naciente democracia argentina. 

Con su debilidad a cuesta la democracia fue construyéndose y reafirmándose como construcción colectiva, con avances y retrocesos la libertad fue ganando sus espacios y estableciéndose como el territorio común para el desarrollo humano y social. La patria de todos fue cobrando forma y la epopeya iniciada en aquel 30 de octubre mediante el sufragio comenzó a andar un 10 de diciembre como el de hoy pero hace 30 años.

En el camino fueron quedando los héroes anónimos, los cultores de la libertad, los ejemplos señeros,los hombres ilustres y nos ha quedado esta libertad para construir una sociedad más justa más en armonía y semejanza con el hombre común.

Huérfanos de ejemplo marchamos hacia la construcción de un país que deberá hacer frente a los desafíos del siglo XXI sin haber terminado de reafirmar los valores del siglo que pasó.

Pan y libertad, como metáfora de igualdad y dignidad, 

Mario Nico González

Comentarios