La Política en Neuquen

Intentos, ensayos y versiones al filo de la borocotizacion

Pasan las semanas y las estrategias y posibles sociedades políticas exceden las fronteras partidarias. Mauricio Macri sin crédito popular trata de anclar su gestión a Vaca Muerta. Omar Gutiérrez hará lo propio con discurso neuquino y el catalogo de los “buenos logros”.
sábado, 23 de junio de 2018 · 00:00

En promedio, el 80% de los argentinos están más pendientes de cuestiones inherentes al día a día de sus vidas que al destino de los dirigentes políticos y sus proyectos electorales.

Así lo admiten, por bajo cuerda, los ignorados y sus equipos de asesores.

La primera víctima en este escenario, que no es nuevo, es el mismísimo Presidente de la Nación Mauricio Macri.

El mandamás del proyecto político, que estaba llamado a llenar de alegría y prosperidad a cada uno de los argentinos, por estas horas se debate en como sintonizar y ponerse a tono de las nuevas exigencias del momento.

La caída en las preferencias del líder de Cambiemos también arrastra a sus socios políticos nacionales y de cada provincia.

Neuquén no es la excepción. El intendente capitalino, Horacio Pechi Quiroga, ha tomado nota del humor social imperante y va adoptando decisiones que pongan a resguardo su capital político y la buena salud de su administración comunal.

“Ser consecuentes no implica ir directo al suicidio político”, explican desde la carpa chica del hombre fuerte del radicalismo neuquino.

Sera por eso que el intendente evita hablar sobre los continuos errores que en materia económica y política ha cometido la administración nacional.

Pero por lo bajo también hay motivos políticos de sobra que empujan al “Pechi” a ponerse en guardia ante la eventualidad de que los operadores del PRO nacional inciten una rebelión alentando a otro candidato a gobernador.

Allí es en donde está el real motivo del enfriamiento en la relación entre Quiroga y Mauricio Macri.

El presidente mantiene su baja, sostenida, en todas las encuestas encargadas. Por su parte el mandatario comunal sigue con su imagen intacta. Motivo más que suficiente como para mostrarse distante a la espera del desenlace.

Mientras tanto, sabe que desde Buenos Aires el candidato a intendente nominado es el actual Secretario de Gobierno Marcelo Bermúdez. También sabe que el nominado tiene “buena onda” con el gobernador Omar Gutiérrez.

Los observadores más ácidos hasta aseguran que el trio Macri, Gutiérrez, Bermúdez serian parte de un acuerdo, no explicito, que garanticen el actual orden y reparto.

Léase, el MPN gobernando la provincia y Cambiemos administrando la intendencia. En ese acuerdo Quiroga sería un convidado de piedra.

Atento a la versión, cada vez con mayor peso, el intendente de la ciudad dio algunos indicios del interés que tiene en el desarrollo de la interna del MPN.

Es por ello que, semanas atrás, asistió a una cumbre de vicegobernadores y se lo pudo ver posando en las escalinatas de la Legislatura junto a vicegobernadores de otras provincias, al lado del anfitrión Rolando Figueroa.

Podríamos decir que en la foto de hoy Figueroa es a Quiroga lo que Bermúdez es a Gutiérrez.

Los entretelones son muchos y variados y los actores no están dispuestos a confirmar ninguna de las versiones. Pero si las mismas parten de los propios despachos por lo menos, en la coyuntura, hay que tomar nota y esperar.

Mientras Macri y su equipo busca la reconciliación con el electorado la administración de Omar Gutiérrez  repasa y revisa los indicadores económicos.

Comparan promedios y alcances de la actividad económica de los últimos 10 años. Los resultados son por demás alentadores.

El MPN se encamina a jugar su carta más fuerte. Ante la debilidad del modelo nacional, una vez, saldrá a mostrar su catálogo de “buenos indicadores”.

El informe de las “buenas nuevas” del gobierno resalta por ejemplo que en 57 años la economía local se multiplico por 24, mientras que a nivel nacional se triplico.

En nivel de inversiones, a nivel nacional, Neuquén ocupa el primer lugar con 8635 millones de dólares, secundando a la Provincia de Buenos Aires con 8.300 millones de la misma moneda.

Las estimaciones, para los próximos 10 años, indican que Vaca Muerta empujara a Neuquén y la región a ser el polo de desarrollo más importante del país.

Vaca Muerta es el camino y Macri lo sabe. El problema es que el presidente se quedó sin crédito ciudadano y para un hombre del mundo de los negocios es un dilema muy difícil de dilucidar.

A nivel local la situación parece más sencilla, solo es cuestión de tiempo y cintura.

 

Alejandro López

 

44%
Satisfacción
5%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
44%
Incertidumbre
5%
Indiferencia