La política en Neuquén

No son tiempos de campaña

El temporal de agua y nieve en la provincia mostró al gobierno de la provincia y los municipios involucrados en contener y llevar soluciones inmediatas a los damnificados. El apagón eléctrico en el centro y oeste de la provincia fue el mejor ejemplo.
domingo, 22 de julio de 2018 · 09:41

Las inclemencias climáticas de esta semana y los vaivenes de la economía pusieron cada cosa en su lugar.

El jueves una intensa nevada lleno de inconvenientes a gran parte de la provincia.

El rigor del clima se hizo sentir hasta en la misma capital. La ciudad, triplico el promedio de precipitación diaria que hasta el jueves detentaba. Agua en el centro, este y sur. Nieve en la zona alta del oeste y norte. El combo ideal para que agua abajo los vecinos sintieran que, en tiempos de temporal, aun son vulnerables.  

En el plano provincial las nuevas malas venían del centro de la provincia. Las versiones indicaban que una de las líneas estaba fuera de servicio y que afectaba el suministro eléctrico del gran parte del centro de la provincia, y las localidades de Aluminé y Pehuenia.

Las autoridades del EPEN confirmaron la especie al indicar que el temporal de nieve y viento había volteado a 8 columnas de la línea de 132 Kv que abastece de electricidad al centro y oeste de la provincia.

Desde el jueves un equipo de más de 150 personas trabajan en distintos frentes para normalizar el servicio. A última hora del sábado la situación en Zapala tendía a encausarse.

Lejos de toda pulseada política los operarios del EPEN fueron protagonistas de otro hecho que merece ser destacado. Las seis cuadrillas trabajaron en condiciones climatológicas adversas y con la urgencia de dotar del servicio eléctrico a más del 20 por ciento de la población de la provincia.

“Por qué se derrumbaron esas columnas, será motivo de análisis interno y de debate abierto una vez que la normalidad del servicio llegue a cada uno de los vecinos afectados”, esgrimió uno de los ingenieros más activos del operativo que monto el EPEN en Zapala.

En medio del temporal Cambiemos continúa con su línea de marcar las diferencias con el MPN. Cualquier motivo es propicio para mostrarse exigentes y diferentes. Incluso en medio de un temporal de agua y nieve. Se trata de sacar ventajas como sea. De endilgarles a los neuquinos algo así como “¿vieron lo que les sucedió? Nosotros lo podemos hacer mejor”.

La posición asumida por la alianza que regentea el intendente capitalino, Horacio Pechi Quiroga, parece mostrar que el debate de los próximos meses tendrá como protagonistas excluyentes a Cambiemos y al sector gobernante del MPN.

Los analistas más mañosos no dejan de reparar en la furia de la crítica quiroguista y la pasividad de las respuestas de los funcionarios emepenistas. Esos observadores mañosos y con oficio son los que dejan entrever si “habrá algún acuerdo oculto que los lleve a polarizar la discusión política local, de manera de no quedar pegados al desmadre nacional”.

Algunas versiones indican que al menos una vez cada 15 días un dirigente del MPN de alto rango mantiene conversaciones “amistosas” con los opositores de lustre, Horacio “Pechi” Quiroga y Ramon Solano Rioseco. Los une la preocupación por la estabilidad política del país y que la crisis no afecte la paz social alcanzada en la provincia.

Sean quienes sean los candidatos a gobernador de cada uno de los espacios que representan, el compromiso está en debatir y “tirarse” con munición gruesa pero sin afectar la institucionalidad de la provincia y los municipios.  

En el juego de los contrastes Cambiemos apunta a convertir a Vaca Muerta en la base de su futura propuesta electoral, mientras que el MPN tomara nuevamente las riendas del proyecto multipropósito Chihuido.

El intendente capitalino armo un gabinete, en temas energéticos, en las sombras. Trabaja sobre la radiografía del yacimiento y ha pedido propuestas diferenciadoras.

Después de conocerse los detalles del nuevo traspié nacional por Chihuido, el proyecto quedó atado a la voluntad del gobierno provincial.

Confidentes del gobernador Omar Gutiérrez trabajan en un pool de alternativas que se activaron ni bien Mauricio Macri le bajo las persianas al proyecto multipropósito neuquino.

La administración provincial iniciaría conversaciones con empresas chinas, alemanas  y rusas que manifestaron interés por Chihuido pero sin pasar por Balcarce 50.

No sería raro que en el futuro el oficialismo y la oposición se encuentren juntos empujando la concreción de la represa.  

Alejandro López

 

12%
Satisfacción
0%
Esperanza
12%
Bronca
0%
Tristeza
25%
Incertidumbre
50%
Indiferencia