La política en Neuquén

Señales

La dirigencia política, en campaña, revive el mismo debate de hace cuatro años atrás. Las mediciones económicas oficiales consolidan el liderazgo neuquino.
sábado, 26 de enero de 2019 · 00:00

Una vez mas la provincia de Neuquén figuró al tope de los índices económicos positivos en el ranking nacional. Esta semana se conocieron los resultados de relevamientos y mediciones que cada mes elabora el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo.

Sin entrar en detalles, de manera de no aburrir en este verano tan particular, podríamos decir que Neuquén continúa siendo una de las pocas provincias que se mantiene “casi” al margen de la “macrisis”.

Como si los funcionarios “relevantes” del organismo nacional fueran aliados neuquinos, los índices promovidos mostraron a los distintos ítems económicos, inundados de prosperidad neuqueniana.

Dicen los analistas de política y de economía que “las sociedades comienzan a ordenarse y ser previsibles cuando la economía se separa de la política o viceversa”.

Cuando los intereses políticos están por sobre el interés común de la economía en general, nos vamos al tacho. Ellos, dicen que es el principal problema que tiene nuestro país.

Quizás sea por eso, que lamentablemente, continuamos a los saltos y manotazos desde lo más profundo del “latón”.

En un verano electoral es interesante visibilizar lo que ha logrado Neuquén en el contexto económico nacional. Lleva un año entre las tres provincias con mejores índices en materia de actividad económica. Lideró durante vario tiempo la grilla de recepción de inversiones genuinas y se mantiene al tope como generadora de empleo en el sector privado.

En tiempos electorales es necesario visualizar los logros porque tienen que ver con una forma de gobernar, pero también con como ha ido madurando la sociedad.

No hace muchos años atrás los veranos neuquinos transitaban por Neuquén con presagios de piquetes y protestas sociales que alteraban cualquier plan. Llegar al centro de la ciudad capital o trasladarse de un lugar a otro de la provincia era un gran dilema.

Protestas de gente encapuchada, con palos y miradas amenazantes son una foto del pasado.

Las exigencias del momento hicieron que la misma sociedad encontrara los medios para que la instantánea de hoy nos muestre conviviendo en la diversidad y en paz. Nos respetamos y honramos como ciudadanos. Después está el debate sobre lo que cada uno pretende en materia de educación, seguridad o ambiente, por citar algunos de los temas en los que hay diversidad de opinión y posiciones fuertes.

El piqueterismo cada vez garpa menos y los reclamos hoy se dirimen en mesas de negociaciones en donde la política y la justicia tienen un lugar preponderante. La responsabilidad del estado al servicio de la ciudadanía.

El escenario es tan distinto al de antaño que aquellos ilustres piqueteros hoy son hasta administradores de algún que otro yacimiento. Un punto de la historia que ni los mismos protagonistas imaginaron alcanzar.

Por eso es necesario machacar sobre los logros colectivos. La dirigencia política debe alejarse de la crítica fácil e involucrarse en propuestas que tengan la finalidad de convertirse en políticas de Estado, gane o pierda el que las postule.

El pool de inversores que pusieron el ojo sobre Neuquén asiste expectante al desarrollo del calendario electoral local. Observan y analizan las propuestas que los candidatos promocionan a través de las redes sociales.

Observar, analizar y comparar es el ejercicio que este verano está de moda.

Neuquén es el lugar en donde más metros cuadrados cubiertos se han construido, es la provincia en donde se registra uno de los menores índices de desempleo. Esta semana se confirmó que ronda el 5,3% contra un promedio nacional que esta arañando los dos dígitos.

También figura al tope de las ventas del sector supermercadista y a la vez es la provincia que mantiene activos y en avance proyectos de inversión en sectores como inmobiliario, hotelería y gastronomía.

La “macrisis” hizo que el ritmo de obra pública se estancara durante el último trimestre del 2017 y el verano del 2018. A pesar de ello el gobierno provincial reelaboró las partidas propias y encaró el financiamiento de las obras que estaban a punto de caer por incumplimiento del gobierno nacional. Se calcula que actualmente el gobierno de Omar Gutiérrez tiene acreencias contra Nación, solo por este ítem, por más de 2 mil millones de pesos.

Señales que también deben ser visibilizadas porque tienen que ver con el compromiso de todos los sectores en mantener el orden y la paz social alcanzada.

Síntomas de adultez de una provincia que a pesar de los contratiempos y las diferencias contrasta con la realidad en una amplia franja del resto del país.      

Alejandro López

85%
Satisfacción
5%
Esperanza
3%
Bronca
1%
Tristeza
2%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios