La política en Neuquén

Vaca Muerta, la grieta y el termómetro social

La oposición al MPN trata de dividir al electorado con mensajes catastróficos, a futuro. El termómetro social le da la espalda a Vaca Muerta, hace foco en la economía nacional y reparte a todos por igual.
domingo, 24 de febrero de 2019 · 11:21

Doce días de campaña y 14 para definir quién será el próximo gobernador de la provincia de Neuquén. Es el tiempo en el que la ansiedad de los candidatos llega a su punto máximo. Las cartas están echadas. El rumbo está fijado y no hay lugar para nuevas interpretaciones. Hay que profundizar el trabajo hasta el ultimo día y el 10 de marzo a las 18.00 horas, sentarse a esperar y corroborar si supieron entender la realidad y las exigencias del momento de los ciudadanos neuquinos. Porque en definitiva no es Vaca Muerta, son todos y cada uno de los habitantes de esta provincia, lo que importa.

No triunfará el que mejor haya hablado sobre Vaca Muerta, será gobernador aquel que se muestre con soluciones, aplicables, a los inconvenientes diarios del común de los neuquinos.

Vaca Muerta llegó a la agenda electoral de la mano de los candidatos de la oposición al MPN como una forma de trazar un antes y un después a partir del próximo 10 de marzo.

La dirigencia nacional K llegó a Neuquén con su mensaje “grietero” y desde hace tres semanas sus candidatos machacan sobre el mismo. Para Rioseco y el kirchnerismo acólito, Vaca Muerta es la grieta encontrada en Neuquén.

No hay momento en cualquier reunión, de la que participen, en la que dejen sentado que aquel que no los vote estará claudicando ante los empresarios e hipotecando el futuro de la provincia.

Lo cierto es que el sentir de los ciudadanos neuquinos está muy lejos del debate sobre los dividendos que deja y continuará derramando la actividad petrolera y gasífera en Neuquén.

El termómetro pasa por lo que marca la realidad del presente. La mayoría de los vecinos de cada localidad de la provincia están preocupados por la situación económica del país. Reniegan de lo flaco que se ven los bolsillos cada fin de mes y se ven muy mal para los próximos 12 meses.

La presión tributaria de los gobiernos nacionales de turno ocasionó que en la actualidad miles de comerciantes hayan cerrado sus comercios y optado por pasar a la clandestinidad.

Las familias neuquinas, al igual que en el resto del país, están preocupadas por el futuro del país. Las respuestas dadas a cada encuesta marcan un notorio escepticismo hacia el actual gobierno y son muy críticos sobre la herencia dejada por la gestión “cristinista”.

A la hora de hablar de seguridad surge el caso Aigo y las fallas en el proceso de investigación, enjuiciamiento y búsqueda de los asesinos del oficial de la policía neuquina.

Prima Multimedios, el año pasado, realizó un informe des Junín de los Andes. Todos concluyeron en que hubo un “personaje” del gobierno nacional “cristinista” que se involucró más de la cuenta.

La represa Chihuido es otra de las promesas incumplidas por los gobiernos nacionales, desde Néstor Kirchner al actual que regentea, Mauricio Macri.

Quizás este sea el mayor ejemplo de la falta de compromiso para con los proyectos estratégicos de parte de los representantes de las filiales locales de los distintos gobiernos y partidos políticos nacionales.

Es mejor y mucho más cómodo hablar, opinar y prometer poniendo el foco en el futuro.

El pasado incomoda y en muchos casos, condena sin ningún tipo de miramientos.

La sociedad neuquina alienta permanentemente la diversidad y es la que mas promueve el compromiso y debate sobre los grandes temas. Vaca Muerta no está en agenda. En la actualidad se mide la previsibilidad en las formas de gobernar. Por eso el actual intendente de Neuquén tiene chapa de “gran gestor comunal”, al igual que su compadre Ramón Rioseco en Cutral Co.

La previsibilidad y orden del gobierno de concertación, desde la neuquinidad, de Omar Gutiérrez es lo que también se premia desde el común de la gente.

El diálogo permanente con todos los sectores le da a la administración provincial un alto plus preferencial sobre el resto.    

El mantenimiento de la inversión en Obra pública, a pesar de la falta de envíos de fondos desde Nación, es otro “poroto” que Gutiérrez tiene a su favor.

Para colmo de males la primera línea de dirigentes sindicales de los gremios combativos de Neuquén, no dejan de enaltecer los acuerdos salariales alcanzados para todo el año pisándole los talones a la inflación cada tres meses.

El modelo de indexación salarial trimestral es materia de análisis en el resto de las administraciones provinciales. Esta semana la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, confirmó que en materia de política salarial irá en el mismo rumbo que está marcando el gobierno de Neuquén.

Alejandro López

33%
Satisfacción
26%
Esperanza
0%
Bronca
33%
Tristeza
0%
Incertidumbre
6%
Indiferencia

Comentarios