La política en Rio Negro y Neuquén

Weretilneck plebiscita su gobierno, mientras Omar pasa revista y castiga

Hoy se vota en Río Negro. El actual mandatario pone en juego la continuidad de su modelo político. En Neuquén, el gobernador Omar Gutiérrez aprovecha nuevo gabinete para establecer premios y castigos.
domingo, 07 de abril de 2019 · 11:23

Este domingo Río Negro define su futuro. Los rionegrinos habilitados para votar son 545.695. Tendrán tiempo para emitir su voto hasta las 18.00 horas, después vendrá un lapso de espera de más de dos horas y medias. Se estima que para las 21.00 tendremos una tendencia sobre el resultado definitivo que arroje el escrutinio provisorio.

Según con quién se hable la cosa está bien, mas o menos bien o de mal en peor. Alberto Weretilneck, actual gobernador en ejercicio y “jefe de campaña” de la candidata a gobernadora por Juntos somos Rio Negro, Arabela Carreras, desde hace una semana sonríe más de la cuenta. Los números que le acercó su consultor, Ricardo Vignoni, indican que hay una mayoría importante que le daría su respaldo a la fórmula oficialista.

Martín Soria, candidato a gobernador por el FPV, tiene sus propios sondeos y son muy distintos a los del Alberto. Para el candidato peronista habría una ventaja de entre 3 y 5 puntos en su favor.

Lorena, no sos vos, es Mauricio

Lorena Matzen, candidata a gobernadora por Cambiemos, no posee números propios y mucho menos posibilidades de terciar, seriamente, en la disputa por la gobernación.

Río Negro va a camino a convertirse en el distrito en el que la coalición de Mauricio Macri sufra su peor derrota.

Cuestiones que el presidente deberá analizar en el seno de su circulo rojo. Las derrotas se suceden y las balas comienzan a picar cada vez más cerca del mandatario nacional.

De aquí en más serán pocos los candidatos provinciales, de Cambiemos, que se presten para sufrir el escarnio publico que tiene sus orígenes en la situación social y económica del país.

Los caciques de la UCR esperan el resultado de la elección de este domingo para pasar factura en el seno de Cambiemos. No son pocos los que están convencidos de que son ellos, los radicales, los que están poniendo la geta con los electores. También saben, y especulan, que es la UCR la que sostiene el anclaje territorial, de Cambiemos, en todo el país. Las derrotas sufridas en las últimas elecciones provinciales están ligadas directamente al descontento con la economía de nuestro país. “La UCR pone sus mejores candidatos, pero la gente vota en contra de la inflación y la inestabilidad laboral, motivo más que suficiente para sentarse, barajar y dar de nuevo”, indicaba el viernes a la noche un neuquino operador histórico del “Coty” Nosiglia, alma mater de la rebelión silenciosa de los radicales de paladar negro.

Al parecer se avecinan tiempos duros en la carpa chica de la coalición gobernante.

 

El gran ojo de Omar

Neuquén, transita su tiempo de transición de un gobierno en ejecución hacia la inauguración del próximo mandato previsto para el 10 de diciembre.

Con la tranquilidad de haber logrado cuatro años más de mandato, el gobernador Omar Gutiérrez inició una gira por Estados Unidos. Houston y Nueva York son los puntos en donde desarrollará su agenda oficial junto a los ministros de Energía y de Economía; Alejandro Monteiro y Norberto Bruno, respectivamente. La integración de la comitiva no es un dato para dejar pasar desapercibido. En Estados Unidos está la columna vertebral de la gestión Gutiérrez. Los próximos cuatro años de gestión pasaran por los escritorios del “tridente” en cuestión.

Mientras en estados Unidos se acentúa el perfil de desarrollo de Vaca Muerta, en Neuquén “pasan cosas”.

Los errores cometidos por el gobierno nacional, en materia económica, de a poco van llegando a la puerta de los hogares neuquinos.

Era algo previsible. La exposición bajo el slogan de “somos la mejor provincia” profundizó la llegada de familias de distintas provincias de nuestro país y también de países sudamericanos. Los referentes sociales de distintos asentamientos barriales de la capital provincial se han convertido en propaladores de la triste realidad. Los últimos ocho meses se radican, en la periferia capitalina, familias originarias del centro y norte argentino, también bolivianos, peruanos, colombianos y venezolanos. Un cocktail de distintas demandas que, si no se atiende como merece, en el mediano plazo será un gran dolor de cabeza.

En donde parece que las cosas tampoco están tan quietas como parece es en el MPN. Los triunfos no son garantía de borrón y cuenta nueva, y esta parecería no ser la excepción.

Luego de un tiempo de intimas reflexiones el “gutierrismo” ha salido a marcar la cancha. Fue el sábado en la reunión de la convención realizada en Zapala.

Con Sandro Badilla, a la cabeza, el gobernador envió un mensaje concreto y sin lugar a falsas interpretaciones. “Los funcionarios de planta política que hayan sido candidatos por otros partidos políticos, serán expulsados del gobierno de la provincia”, el intendente de Villa Pehuenia les explicó a sus pares que es una decisión política “de nuestro gobernador”.

Otras fuentes cercanas al mandatario indican que la revisión también irá bajando hacia mandos de menor importancia, en el gabinete, pero que merecerían el mismo tratamiento.

“Todo aquel integrante del gobierno, con planta política, que no haya colaborado para el triunfo del 10 de marzo dejará su lugar para que sea ocupado por gente comprometida con nuestro modelo de gobierno”, indicaron. La lista es numerosa y atraviesa un lote de personas que vienen de otras expresiones políticas, independientes, y de distintas líneas internas del MPN.

Gutiérrez tiene en mente completar su gabinete con nuevos ministros, pero también removiendo la estructura hacia abajo. Los tiempos por venir demandarán un mayor compromiso de trabajo en el ejecutivo, pero con permanencia absoluta en el territorio. “El gobernador exigirá a cada integrante del futuro gabinete el mismo compromiso que él mismo practicó y practica durante cada día de gestión”, indicó un “gutierrista” de la primera hora.  

Los premios y castigos también llegarían a algunos intendentes electos. Desde hace unas semanas circula por whatsapp una planilla excel en la que se compara la performance electoral de los candidatos provinciales, gobernador-vice- diputados provinciales, con los votos obtenidos por los candidatos locales. Existirían indicios de que alguien habría impulsado el voto “positivo” hacia los candidatos provinciales de Cambiemos o Unidad Ciudadana. La rebeldía, bajo análisis, alcanzaría a tres candidatos que habrían sacado muchos más votos que los candidatos provinciales del MPN.

Mientras participa de reuniones en Houston y Nueva York, Omar Gutiérrez no pierde el hilo político de lo que sucede en Neuquén. La distancia le sirve para observar con más claridad el escenario político a futuro, evaluando a propios y extraños incluso hasta a aquellos que dicen ser “incondicionales” de la primera hora.

Alejandro López

50%
Satisfacción
15%
Esperanza
10%
Bronca
25%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias