La política en Neuquén

Un apagón que descalifica a la gestión Macri

Las formas de procedimientos para restablecer el suministro eléctrico mostraron fallas y debilidades del gobierno nacional. El sistema a merced de los privados.
domingo, 16 de junio de 2019 · 01:30

No fue un domingo más. Eran las 07.07 y un apagón del Sistema Interconectado Nacional (SIN) dejaba sin suministro eléctrico a nuestro país, parte de Chile, Uruguay y Brasil.

Promediaban las 15.00 (hora argentina) cuando el Secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, salió a dar las explicaciones del caso. Según lo dicho una falla de una de las redes de Alta Tensión del norte de nuestro país tuvo una falla y salió de sistema. El corte del suministro afectó al resto del SIN y generó el apagón eléctrico de grandes proporciones.  

Cammesa y Transener tenían la responsabilidad de llevar la situación a buen cauce. Lo hicieron muy bien. A las 14.00 la ciudad autónoma de Buenos Aires y Conurbano Bonaerense, en un alto porcentaje, tenían restituido el servicio. De la misma manera actuaron con Santa Fe, Córdoba y Mendoza.

Neuquén y Río Negro, las provincias generadoras de electricidad, fueron exceptuadas de las urgencias. Los operarios, técnicos y profesionales del EPEN trabajaron hasta altas horas del domingo para garantizar el regreso de la electricidad a toda la región Comahue.

En el futuro la historia dirá que a las 14.00 horas del domingo el EPEN estuvo en condiciones de restablecer el servicio en toda la región.

Directivos de Transener, pasando por sobre las facultades de CAMMESA, se hicieron del recurso alcanzado por la empresa provincial y la destinó para proveer a otras zonas del país. Fue un golpe comando en favor de las zonas mas pobladas del país.

La actitud enunciada fue motivo de una fuerte discusión entre el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y el secretario Lopetegui. El gobernador de Rio Negro, Alberto Weretilneck, hizo oír su bronca a través de sus redes sociales. El rionegrino, exteriorizó su indignación, fue mucho más allá que el neuquino. Quizás las actitudes asumidas nos estén mostrando cómo trabajaran, de aquí en más, ambos mandatarios.

Las cosas entre las provincias de Neuquén y Río Negro con Nación no quedaron bien.

Hace 96 horas, durante el Precoloquio de Idea, empresarios y funcionarios nacionales hicieron gala de sus análisis hablando sobre la necesidad de contar con políticas de estado.

El apagón masivo demostró que se habla bonito pero que se actúa de manera muy distinta.

 

El grito de los jóvenes

En Neuquén, el consumo de sustancias problemáticas afecta a jóvenes de entre 13 y 33 años. Las estadísticas del área de salud mental del Hospital Horacio Héller dicen que, cada día, 10 personas son atendidas en consultorio; de las cuales 6 son consumidores crónicos de sustancias problemáticas. En ese 60% sobresalen casos de niñas-jóvenes de 13 a 16 años embarazadas adictas a alguna sustancia problemática. En ese lote la mayoría de los casos fuman marihuana, durante el periodo de gestación.

El Hospital Horacio Heller está apostado en un lugar estratégico de la ciudad capital. Brinda atención médica y hospitalaria a un universo de 170 personas. El Heller hoy atiende la demanda, mayoritaria del oeste capitalino y las localidades de Plottier y Senillosa. Por eso son de mucho valor la foto social que muestran sus frías estadísticas.

En el ranking de los consumos problemáticos figuran tres sustancias que están haciendo estragos entre nuestros jóvenes, el alcohol, la marihuana y la cocaína.

Cuando nuestros pibes y pibas ingresan por primera vez al consultorio del área de psiquiatría del Heller lo hacen en medio de profundas depresiones. Faltos de afecto, diálogo y comprensión los pibes y pibas llegan pidiendo a gritos “la mano salvadora”.

Generalmente se trata de casos que en sus hogares transitan en absoluta soledad durante gran parte del día/año. La desconexión familiar es uno de los grandes motivos por los cuales los pibes se involucraron en las drogas.

Los profesionales del área de salud Mental del Heller notan que la situación se agravó en los últimos dos años.

El diagnostico es el mismo para los directores de escuelas del área media de cualquier establecimiento de la Confluencia.

En seguridad la cuestión es más o menos similar.

Los pibes están a merced de las drogas, desconectados de sus familias y en la mayoría de los casos sin ningún tipo de ocupación, ni actividad.

Todos los profesionales consultados dejaron un mensaje esperanzador. Dijeron que “se está a tiempo y que muchos de los casos detectados en consultorio están en etapa de recuperación”.

Los esfuerzos que se están haciendo tienen que ser acompañados con una alta cuota de inversión, para dotar a los centros asistenciales de profesionales que entiendan y se comprometan en la materia.

Inversión, en tiempo, de manera que todos los sectores involucrados, la familia es fundamental, acompañen a los jóvenes en sus procesos de recuperación y a la vez de preservación del gran numero que aún no ha caído en el flagelo de las drogas.

El gobierno de la provincia apuesta a su nuevo modelo de gestión. Los funcionarios de la administración de Omar Gutiérrez dicen que hay un plan en diseño que precisamente va a la búsqueda de los jóvenes. “Vamos a trabajar con los que tienen problemas y con los que no los tienen”, indicaron desde el área del Ministerio de Deportes que regentea Luis Sánchez. De la misma forma se pronunció la ministra de educación, Cristina Storioni.

Deportes, Educación, Juventud, Minoridad y Familia; son las carteras que atravesarán la problemática de los jóvenes neuquinos.

Habrá que ver si las ganas de hacer pueden más que la burocracia y la máquina de impedir estatal.

Alejandro López

@LpezAlejandro

5%
Satisfacción
5%
Esperanza
79%
Bronca
2%
Tristeza
2%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios