SÍNTOMAS DEL FRACASO

La escuela, o el crimen estatal perfecto

En la pandemia, se cerraron las escuelas y se impulsó la educación por Internet, sin que el Estado proveyera las herramientas necesarias: ha sido un fracaso, y también una estafa.
jueves, 9 de diciembre de 2021 · 08:28

Se estima que en el país hay casi dos millones de chicos que están en serias dificultades para mantener su vínculo con la escuela. Por múltiples razones, que van desde la pandemia hasta las inconveniencias sociales y económicas que han retrasado asombrosamente a la Argentina, esa Nación que a principios del siglo 20 se ubicaba entre las principales del mundo, y ahora, a principios del siglo 21, está en el final de la fila, dando un poco de lástima y otro poco de indiferencia, en medio de un show político descontrolado e igualmente retrógrado.

En las últimas horas, se difundió un informe de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ). En ese informe se recordó que, en función de la dramática realidad educativa, acrecentada por la pandemia, el Estado Nacional se había comprometido a entregar 633.000 netbooks a estudiantes de escuelas secundarias, dando prioridad a aquellas en las que hubiera una mayor cantidad de alumnos que tuvieron dificultades para seguir estudiando.

Así, este año, el crédito destinado al Plan Federal Juana Manso - Conectar Igualdad alcanzó más de 29.344 millones de pesos: un aumento del 119% respecto de lo aprobado inicialmente en la Ley de Presupuesto.

Pero toda esa plata fue a parar, en buena medida, a ese caño que desagota en lugares misteriosos. La ACIJ le pidió información al Ministerio de Educación, y certificó que al 15 del mes pasado se habían entregado poco más de 4 por ciento de los dispositivos proyectados para el año, unos 27 mil de un total de 633 mil. También se comprobó que la mitad de las escuelas estatales (mal llamadas públicas) del país (51,5%) no tienen conectividad, es decir, no tiene acceso a Internet.  

Estamos, pues, ante una gigantesca estafa, un desfalco, un engaño, y una enorme incapacidad para resolver el drama más profundo de la Argentina, que es el deterioro de la Educación.

En Neuquén no ha ido tan mal como en otras jurisdicciones. Pero tampoco brilla ninguna joya, y hay tantos excluidos del sistema educativo que deberíamos sentir un poco de miedo, ante las evidentes, notorias,  y tremendas muestras sociales de lo que eso significa. Hay un nuevo ministro. Una nueva gestión se inicia. Es de esperar que se apunte a la mejora, al cambio necesario, a dar prioridad a los estudiantes y a quienes no lo son porque han quedado afuera.

Mientras tanto, asistimos al crimen estatal perfecto.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios