EL TÁBANO

El viento los amontona

Nuestro tábano se encontró con un colega que suele andar por Leloir acostumbrado a escuchar conversaciones, delaciones, confesiones y a veces proyectos interesantes.
miércoles, 20 de abril de 2016 · 17:04
Una jornada para nuestro tábano que tiene el componente odioso del viento. La oficina de Rentas atiborradas de contribuyentes que están calientes con el paro de días anteriores, los conductores enojados con los peatones en un microcentro endiablado por los cortes, el viento que ocupa el centro de la escena, un ministro y un intendente que caminan con los cabellos al viento hablando de los problemas de Rincón, un dirigente de las cámaras frutícolas que siente que el viento les lleva la fruta, una directora de escuela que impávida comprueba que a pesar de los anuncios efectuados por el gobierno los establecimientos siguen atados con alambre, un joven músico que en la avenida Argentina mira como en lugar de rodar por Callao sus notas trepan hacia la plaza de las Banderas, un bar donde dos abuelos novatos se quejan de sus avezados hijos porque los explotan, un mozo lento cierra la cuenta del olvido, y afuera el viento se roba el protagonismo de las hojas que arrastra…una mañana para el olvido traslada de un lado a otro a nuestro tábano por esta tierra de promisión. Hasta que por fin en un rincón encuentra el reparo suficiente para repasar los títulos de la semana.
De improviso se encuentra con otro colega que atiende por la zona de Leloir en el alto de la ciudad. Acostumbrado a escuchar conversaciones, delaciones, confesiones y a veces proyectos interesantes. 
-¿Cómo anda colega?
-Bien disfrutando de los anuncios del presidente Macri.
-¿Qué es lo que lo pone contento?
-Tomo decidida posición en contra de la pobreza y a favor de ayudar a los que menos tienen.
-Era hora. Aunque no creo que sea suficiente, deberá esmerarse bastante para cercarse a todo lo que le dio a los poderosos. O no le parece que hay una transferencia importante de los pobres a los ricos. Inquirió con voz sostenida y provocadora.
-Bue…no vamos a discutir; ya bastante caldeado está el ambiente en  la ciudad con el viento y las discusiones entre el gobernador y el vice, la pelea de los Parrilli con Bertoldi por su alianza con Gutierrez, del enojo de Pereyra con Sapag de quien quiere que abandone la Casa del Río que ha prácticamente usurpado y de Pechi con Bermúdez por las designaciones nacionales. Bastaaaaa de viento y de peleas!!!!!


Comentarios

Otras Noticias