EDICION 2019

Traful Food & Wine, un festival a pedir de boca.

En un enclave paradisíaco, se desarrolló la edición 2019 de grandes chefs y las mejores bodegas.
martes, 19 de marzo de 2019 · 12:18

Villa Traful es un lugar encantador y privilegiado de la Patagonia y eso, todo el que haya pasado por ahí lo sabe.  El Hotel Alto Traful es un destino turístico en si mismo dentro de la villa, no solo por su emplazamiento y su arquitectura, sino fundamentalmente por su calidad de servicio y calidez de sus dueños Carlos y Thais. Pero lo que ocurrió este fin de semana con la segunda edición de Traful Food & Wine (la primera en su formato completo) fue realmente único.

El programa comenzó el viernes alrededor de las 19:30hs con la recepción a los huéspedes que ofrecieron las bodegas invitadas – Familia Schroeder y Humberto Canale a través de sus sommeliers convidando sus espumantes y vinos más frescos.

Siguieron las palabras de bienvenida del anfitrión Carlos Etcheverry quien agradeció a las cerca de 80 personas presentes y comentó las instancias del programa del evento. Luego vino la presentación de los Chefs invitados encabezados por Pablo Buzzo que Martín García Rebecchi, chef ejecutivo del hotel presentó individualmente. El viernes ya participaron del menú Ezequiel González, Chef de Saurus, el restaurant de la Bodega Familia Schroeder y Esteban Schniepp Chef de Torino Bar Bistró San Martín de los Andes. El soporte de servicio y asistencia de cocina estuvo a cargo de alumnos de la Escuela de Gastronomía de Bariloche.

Con panes especialmente elaborados en la cocina del hotel, el menú se presentó en modo cocktail a través de una multitud de tapas, con receta y elaboración de los chefs invitados, que recorrió las más exquisitas combinaciones de productos con mucha identidad neuquina y combinaciones creativas de ingredientes.

Se destacaron el Arrollado de cordero, Humus de remolachas, oliva neuquino y frutos secos, la de Trucha arco Iris curada, criolla de manzanas, zuchinis y queso neutro, las Empanadas de Cordero, o la de Ojo de bife braseado en Pinot Neuquino, chimi de nuez y alioli o las de Mollejas de cordero, gírgolas y puré de peras.

Algunos de los mejores vinos de la Bodega Canale como el Marcus Gran Reserva Cabernet Franc o el Old Vineyard Pinot, el fresco Blush y el Espumante y algunas de las más destacadas etiquetas de la Bodega Familia Schroeder como el Saurus Malbec Barrel Fermented, el Saurus Select Pinot Noir o el espumante H.Schroeder superaron también las expectativas de todos.

El día Sábado el día amaneció esplendido sobre el Lago Traful y los fuegos arrancaron temprano y el espacio del Hotel destinado habitualmente se transformó en un bellísimo paseo de artesanos y productores, livings rústicos de troncos y tablas de canto vivo y por su puesto la estrella fueron los asadores y parrillas desde donde los chefs invitados mostraron y sirvieron de propia mano a los cerca de 200 asistentes distintos cortes vacunos, de cordero y ciervo que articularon de exquisitos sándwiches con frutas y verduras también asadas a la vista de todos. La excelente calidad de las carnes tradicionales, frutas y verduras de Cedisur, el aceite Ethernum y las delicadas especias de Sabor Natural de san Martín de los Andes, fueron la base de un menú que entusiasmó a todos.

Durante la prolongada tarde, a los vinos de las Bodegas Canale y Schroeder se sumaron también los de la tradicional Bodega López con su etiqueta Traful y los clásicos Montchenot 10 años y Chateu Vieux.  No faltó la Cerveza Artesanal de la mano de OWE una de las mas reconocidas de Neuquén.

La carpa y los livings del BPN, sponsor principal del evento, se transformaron en lugares predilectos para disfrutar de los platos y copas del evento que se extendió desde las 13:00hs hasta las 17:00 con un sol pleno y hermosas vistas del lago Traful en calma.

Ya por la noche y en el Lobby y living del Hotel Alto Traful, el programa comenzó con una charla del sommelier de Familia Schroeder, Nicolàs Noceti, quien ofreció una degustación dirigida de las mejores 4 etqiuetas de la Bodega.

Luego fue el turno de Federico Dominguez Fontán, actual socio y Chef de Berlina Bariloche y ex chef ejecutivo del Llao LLao, presentó a todas sus pizzas y explicó su método para preparar la masa con fermentado en frio por 24 hs, para luego tomar un bollo aireado y esponjoso y estirarlo en vivo con los malabares típicos de los pizzeros para deleite de todos los presentes.

Inmediatamente luego de los aplausos, comenzaron a salir las pizzas terminadas, desde las tradicionales a las más creativas con los toppings más diversos.

La música en vivo acompañó todas las instancias del evento, con un pianista amigo de la casa que combinó excelentes piezas con mejores anécdotas y buen humor.

El domingo y a modo de broche de oro el programa se inició con un desayuno tardío que comenzó a las 9:30 para extenderse con un Brunch cuyo cierre fue una muy festejada charla del periodista Alejandro Maglione, columnista de La Nación y Brando y Presidente de la Asoc Latinoamericana de Periodistas Gastronómicos. Maglione con mucho humor con su habitual acidez, ironizó sobre el vocabulario utilizado por los “expertos” en vinos y en como eso de alguna manera ha alejado a la gente del consumo más descontracturado y fiel a sus gustos de un producto tan atado al gusto y placer personal como el vino. Los prolongados aplausos fueron el mejor cierre para estas tres jornadas, que Carlos Etcheverry, propietario de Alto Traful y organizador del evento, volvió a agradecer efusivamente a los asistentes, periodistas y marcas sponsors presentes, invitando a todos a una próxima edición en 2020.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias