Cotización

Por la abrupta caída del mercado mundial, el crudo argentino ya se paga a precio internacional

miércoles, 15 de octubre de 2014 · 09:41
La cotización del WTI –el precio del crudo que rige las transacciones en EE.UU- registró ayer una caída de casi un 5% en lo que constituye la baja más acentuada en los últimos dos años. No se trató de un descenso esporádico. Todo lo contrario. El barril del petróleo extraído en Texas cerró ayer a US$ 81,84, un 35% menos que en junio de este año, cuando alcanzó picos de 110 dólares.
La baja obedece, en líneas generales, a dos factores principales. Por un lado, a la recesión económica que sigue aquejando a algunas regiones –como Europa-, que no logran recuperar la senda del crecimiento. Por el otro, al incremento de la oferta del hidrocarburo producido en EE.UU. a raíz del desarrollo de yacimientos de shale oil, que está modificando el mapa del comercio internacional del petróleo.
En el plano local, la caída de los precios internacionales –el Brent, la referencia del crudo colocado en Londres, registra una baja similar- provocó un fenómeno particular: consiguió alinear, después de casi 10 años (salvo por algunos meses tras el crash bursátil de 2008), los precios domésticos del crudo con las cotizaciones internacionales. El petróleo de tipo Medanito extraído en la cuenca Neuquina, el más requerido por las refinerías locales, se paga hoy en día hasta US$ 84 por barril. Es decir, por encima del valor actual del WTI.
El precio interno del petróleo está descolgado de las referencias internacionales desde la presidencia de Néstor Kirchner, por decisión del entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna, que estableció un esquema de retenciones de exportación para evitar que la suba del petróleo se traslade a los surtidores.
El mayor desfasaje se produjo a fines de 2007 cuando se publicó la resolución 394 firmada por Martín Lousteau, titular del Palacio de Hacienda, que congeló el valor doméstico del crudo en 42 dólares. Seis meses más tarde, a mediados de 2008, el crudo superaba los 120 dólares.
En los últimos tres años, sin embargo, la sensible reducción de la oferta del crudo Medanito obligó a importar cada vez más combustibles líquidos, a precios internacionales. Frente a ese escenario, signado también por la reestatización de YPF, el Gobierno comenzó a autorizar subas del precio doméstico del hidrocarburo, a fin de incentivar la inversión en los yacimientos maduros. El mes pasado, el crudo neuquino alcanzó los 84 dólares y hoy se ubica en la misma línea que el WTI y el Brent.
"La realidad concreta es que un país como EE.UU., que hasta ahora era altamente importador de hidrocarburos, está pensando en transformarse en exportador. Como resultado, Nigeria, que destinaba buena parte de su oferta a Norteamérica, está pensando en llevar crudo a China. Eso es un cambio fundamental en el movimiento económico del mundo”, explicó Juan José Aranguren, presidente de Shell

Fuente: El Inversor Online

Comentarios