Interés general

Murió el creador del Gorosito de Caleta Olivia

José María Cifuentes tenía 79 años. Luchó varios años contra una larga enfermedad. Fue el autor de un símbolo del trabajador petrolero.
lunes, 10 de noviembre de 2014 · 10:23
El viernes 7 de noviembre falleció José María Cifuentes. A lo largo de su vida pintó, escribió, hizo esculturas, pero sobre todo se involucró en los temas sociales de esta ciudad que amo y por la que tanto lucho, expresado su ideas y participando en política. Consideraba que "su generación había fracasado porque, en nuestra región, siempre prevalecían los temas personales y políticos más que la cultura que nos enseña amar a nuestra tierra".
El 13 de diciembre de 1969 en la ciudad de Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz, comienza la obra de montaje del Monumento al Obrero Petrolero denominado "El Gorosito".Una Comisión Directiva de vecinos Pro Monumento al Obrero Petrolero, designa al dibujante del área topográfica de la empresa Yacimiento Petrolíferos Fiscales (YPF),
Don José María Cifuentes como responsable de la ejecución técnica de esta obra, y se convoca y contrata al escultor Pablo Daniel Sánchez y ayudantes, para el diseño de la figura escultórica.La financiación del proyecto provino de aportes privados y tres bonos del empréstito "9 de julio" de un millón de pesos cada uno.
El coloso petrolero comenzó a construirse en dos partes, por un lado la figura escultórica y por otro la base de hormigón en instalaciones del Club Ingeniero Knudsen, para luego ubicarse en la intersección de las avenidas Güemes, Independencia y San Martín, en pleno centro de la ciudad.
La historia señala que el 13 de diciembre de ese año fue la primera inauguración, pero no se desarrolló con el monumento completamente instalado, sino que tuvo lugar solo con los pantalones del "Gorosito" en su sitio, y el día 24 de diciembre, se celebró la Misa de Gallo al pie de la obra terminada donde se dio cita a todos los caletenses para festejar el advenimiento del monumento al obrero petrolero.
El espectáculo fue seguido por unas 600 personas, que vieron los trece metros de altura de una imponente mole de cemento y hierro erigirse como el monumento más grande de la Patagonia, símbolo de quienes formaron parte del progreso de la ciudad a partir de la década de 1940.
El monumento fue colocado sobre un pedestal en el que se fijaron placas alusivas, en homenaje a José Fuchs y Humberto Beghin, a los caídos en cumplimiento del deber, a las instituciones que posibilitaron la obra, a las colectividades extranjeras, a las asociaciones provincianas y centros vecinales.
La figura del "Gorosito", está representada por el torso desnudo de un hombre que al pie del pozo petrolero en producción, inicia su labor al abrir la válvula que pone en funcionamiento la producción. Este hecho marca la actividad y el esfuerzo del hombre que en la boca de perforación asume la responsabilidad de extraer esa riqueza.

Fuente: Diario Jornada

Comentarios