Sindicales

Disputa legal entre petroleras y jerárquicos podría costarle US$ 1000 millones a la industria

miércoles, 30 de julio de 2014 · 09:03
Representantes las empresas productoras y de servicios petroleros se reunirán hoy a las 15 en piso 12 del Ministerio de Trabajo para intentar solucionar un conflicto laboral que podría costarle a la industria cerca de US$ 1000 millones anuales. Se trata de una disputa que hasta ahora se mantuvo prácticamente insonorizada con escasa visibilidad en los medios de comunicación. Pero que en los últimos dos meses empezó a ganar la atención de las compañías.
El disparador fue la sentencia favorable a un grupo de 130 empleados jerárquicos de San Antonio –una de las principales empresas de perforación del país-, que exigían el cobro de horas extras mal liquidadas desde 2010. El reclamo se explica por un intrincado backstage legal. Los operarios argumentaron que la sanción en junio de 2010 de Ley 26.597 –de Modificación de la Jornada Laboral, impulsada por el diputado Héctor Recalde (FPV)- derogó el artículo 3° de la Ley 11.544, que determinaba qué actividades podían superar la jornada de ocho horas diarias sin liquidar horas extras. En esa lista figuraban las tareas de los trabajadores abocados a los equipos torre (perforación, pulling y workover) que utiliza la industria petrolera, que permanecen activos durante todo el día en los yacimientos.
Como resultado de la eliminación de las excepciones previstas en ese artículo, los sindicatos de trabajadores petroleros jerárquicos las cinco cuencas productoras de hidrocarburos empezaron a exigir el pago de horas extras en caso de que la jornada laboral supere las ocho horas diarias. En la práctica, eso implicaría comenzar a pagar extras a buena parte de los operarios encargados de operar los grandes equipos que moviliza el upstream de hidrocarburos: supervisores, prestador de vigilancia y trabajadores calificados, entre otros.
Las empresas del sector indican que si bien por la naturaleza de la operación en los campos petroleros tienen un régimen de horas extras diferencial, compensan el ingreso de los trabajadores mediante el pago de adicionales que posicionan al salario de los trabajadores de la industria de Oil & Gas al tope del ranking de los mejores remunerados.
Los actores intentarán armar una comisión técnica que resuelva el tema en los próximos 14 días. Eso fue lo que ordenó la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, que convocó al encuentro de hoy a la tarde. "La intención es integran una comisión técnica que defina el régimen de jornada para el segmento jerárquico de la industria”, reconoció a El Inversor Online José Llugdar, secretario general del Sindicato de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral.
También participarán los referentes de los sindicatos de Chubut, Neuquén, Mendoza y Salta. En representación de las empresas estarán ejecutivos de la Ceph, que reúne a las productoras, y de la Ceope, la cámara de las empresas de servicio.
Tras obtener un fallo favorable en la Justicia, los 130 trabajadores jerárquicos negociaron con San Antonio –filial local de la norteamericana Pride- un acuerdo indemnizatorio en función de una base de cálculo sobre las horas extras mal liquidadas. El objetivo de máxima de los gremios es hacer extensivo ese convenio para toda la industria.
"Es un tema sumamente importante porque si el Gobierno avala el reclamo de los sindicatos generará un alza exponencial de los costos laborales del sector”, advirtió el gerente de RRHH de una de las principales compañías de servicios. "En ese caso, la industria en su conjunto debería pagar alrededor de US$ 1000 millones más por año en concepto de salarios. Es un 25% más de lo que se abona actualmente”, cuantificó.
Las empresas cargan las tintas contra el oficialismo, que a través de la Ley Recalde eliminó las excepciones previstas en el Régimen de Jornada Laboral, pero no reglamentó los casos que merecen un tratamiento especial como los de la industria hidrocarburífera. "Tendrían que haberlo reglamentado. El régimen de jornada en un equipo de perforación que opera en un yacimiento no es comparable ni homologable la de otras industrias”, cuestionaron el área de Legales desde una petrolera.
El reclamo de los sindicatos jerárquicos cae en un escenario complicado para YPF. La petrolera controlada por el Estado tiene en marcha programas de reducción de los costos operativos en los proyectos no convencionales. Es la clave para garantizar la rentabilidad de la explotación de Vaca Muerta.
"Un aumento de los costos laborales como los que reclaman los sindicatos comprometería seriamente la economicidad de la producción de shale oil y shale gas”, advirtieron desde otra productora de la cuenca Neuquina.

Fuente:El Inversor Online.com / Por Nicolás Gandini

Comentarios