Default

Freezer a inversiones previstas para Vaca Muerta

El fracaso en la gestión con los fondos buitre complicará el acceso al financiamiento que se requiere para el desarrollo de la riqueza neuquina. Y también tambalean los millones prometidos por China para la construcción de represas en Santa Cruz.
lunes, 4 de agosto de 2014 · 11:53
En momentos en que se discute la "terminología" del nuevo default, ya que para el Gobierno no es tal aunque sí lo es para el resto del mundo, una serie de luces rojas comenzaron a prenderse en el tablero económico del país. Sucede que el problema con los holdouts, que derivó en una baja en la calificación de la Argentina, amenaza con poner en el freezer inversiones de empresas que tenían previsto traer sus dólares al país para distintas actividades. Uno de los sectores que más se vería afectado -de no llegar a un entendimiento con los holdout- es el de los hidrocarburos no convencionales. Concretamente, la explotación de las reservas de Vaca Muerta en Neuquén. Analistas advierten que el default (o como quiera llamarse) trae como consecuencia un alza en los costos de financiamiento -por el mayor riesgo- lo que pondrá en revisión el avance en algunos desarrollos.
Un ex funcionario de la Secretaría de Energía, que pidió no ser mencionado, señaló a iProfesional que el litigio irresuelto con los buitres podría traer cambios incluso en el acuerdo rubricado entre YPF y Chevron.
"Existen cláusulas secretas dentro del pacto. Y lo que más de una vez se destacó es que, ante cambios rotundos en la escena económica, la compañía norteamericana podía replantear sus planes o tiempos de ejecución. Hasta tanto no se blanqueen los detalles de lo que se firmó, ningún escenario puede ser descartado", afirmó.
En Neuquén, las dudas sobre este tema van amplificándose. En Añelo, el distrito ubicado sobre el epicentro de Vaca Muerta y en el que operan desde YPF hasta la china Sinopec, las consecuencias del default ya han comenzado a generar todo tipo de temores y de especulaciones.
"Se sigue con suma expectativa lo que está sucediendo. No queda más que esperar a que las empresas cumplan con lo comprometido. Las compañías dependen de lo que se determina en las casas matrices", sostuvo un vocero de la intendencia local.
Y agregó: "Mientras que en el país se discute si hay o no default, en el exterior quienes tienen que tomar decisiones de inversión se guían por normas estrictas sobre las condiciones jurídicas y financieras que debe tener un país para que sean aprobados los desembolsos". La declaración de default "selectivo" por parte de Standard & Poor’s (S&P) dificulta las posibilidades de financiamiento en el mercado internacional.
Es que una rebaja en la nota implica un alza en las tasas de interés para financiar proyectos en la Argentina, lo que se traduce en un mayor costo asociado y en la búsqueda de acortar los tiempos de recupero de la inversión.
Cabe recordar que la última colocación de deuda de YPF en los mercados internacionales fue en abril, cuando consiguió u$s1.000 millones a una tasa del 8,75 anual. Ahora, el default amenaza con poner directamente en el "freezer" la posibilidad de acceder a más fondos en los mercados internacionales de crédito.

UN FRENO QUE PREOCUPA

Consultado respecto de cómo impacta en Vaca Muerta la falta de acuerdo con los holdout, Mariano Lamothe, economista de Abeceb, expresó: "Impacta muy fuerte porque complica el financiamiento. Es un verdadero freno para el desarrollo de nuevos yacimientos".
"En el arranque de las negociaciones con las compañías extranjeras, al no estar el país en default las tasas para financiar proyectos eran más bajas. Ahora, y hasta tanto no se resuelva el litigio, difícilmente se logren acuerdos interesantes como los que se venían firmando", dijo. Para el especialista, la cesación de pagos profundizará además las trabas a las importaciones y también dará lugar a un endurecimiento del cepo, lo que complicará el giro de utilidades de las firmas ya instaladas.
"Ya en los últimos días se venían ajustando las restricciones tanto para particulares como para empresas. Ahora, este nuevo contexto, necesariamente aplazará los programas de desarrollo de Vaca Muerta", remarcó. Si bien es cierto que casi ningún analista prevé que haya una salida de las petroleras que ya operan en Neuquén, también es verdad que el ritmo de desembolsos se dilatará mientras la Argentina no resuelva su situación a ojos de inversores externos.
"No hay certezas suficientes para los capitales extranjeros. Con esto también entran en suspenso las expectativas de autoabastecimiento pensadas por el Gobierno a través de YPF", destacó. Para el analista Marcos Leonetti, muchas firmas "pondrán en pausa algunas obras previstas" hasta que se resuelva el litigio. "Conseguir financiamiento a tasas razonables será más complejo hasta que no se cierre el litigio con los holdouts", aseguró.

Fuente: Petrolnews.net

Comentarios