Empleo

Por la baja de equipos 300 petroleros esperan en sus casas por trabajo

viernes, 10 de abril de 2015 · 09:57
Unos 300 petroleros se encuentran en sus casas, sin tareas a su cargo y cobrando un 30% menos de salario. El titular del Sindicato de Petroleros, Guillermo Pereyra, explicó que son aquellos operarios que quedaron desafectados luego de que se bajen unas siete torres de perforación en Vaca Muerta.
A la espera de que arriben equipos más modernos, las empresas no los despiden pero tampoco les asignan tareas.
El resultado es que se quedan en casa y perciben sólo el salario básico, sin bonificaciones como las que perciben por horas de viaje o viáticos, que suelen engrosar los recibos.
"Por ahora, muchos de ellos cubren rotaciones por vacaciones, pero cuando esos plazos se corten vamos a estar complicado", explicó el sindicalista a Diario de Río Negro. Contó que el tema se planteó en la reunión que mantuvo con las empresas el martes, donde se acordó el pago de un bono de 21.000 pesos.
"Las empresas, básicamente YPF, argumentan que van a traer equipos automáticos en estos días y esa gente va a volver al campo", explicó Pereyra.
Aunque reconoció que nadie da fechas precisas, lo que encendió una luz de alarma, destacó que lo importante es poder preservar las fuentes de empleo. Claro que para la economía de los trabajadores petroleros la situación es complicada. Porque si bien mantienen el puesto, lo hacen cediendo una parte importante de su salario, en un porcentaje que es mayor cuando los trabajadores recién ingresan al sector.
Pero no se trata de una situación nueva para el sector, donde las empresas pasan y los trabajadores quedan.
Cada vez que se cae un contrato o hay un cambio de empresas, los petroleros suelen pasar de una firma a otra manteniendo las condiciones iniciales, al menos en la mayoría de los casos.
Algo así ocurrió con los últimos movimientos de contratos en Loma Campana, donde firmas como Oil, de Cristóbal López y OPS ganaron importantes negocios de transporte, logística y obras de superficie.
Según reveló Pereyra en todos los casos cambió la firma pero los trabajadores petroleros continuaron en funciones. No sólo cobraron la indemnización, además se les respetó la antigüedad y los días de vacaciones que tenían.
La caída en el precio del barril del petróleo desató una serie de movimientos al interior del sector que seguramente repercutirán en el mercado de trabajo.

Fuente: Diario El Patagónico

Comentarios