Informe del IAE Gral Mosconi

Los resultados de una política hidrocarburifera

El informe, más allá de los indicadores, expone la concentración de los recursos no convencionales en pocas empresas y el abandono de una política de estado a la producción convencional. Los indicadores representan los errores estratégicos de los principales actores de la actividad.
miércoles, 09 de octubre de 2019 · 10:40

El Instituto Argentino de Energía Gral Mosconi, publicó recientemente el Informe de Tendencias Energéticas correspondiente a septiembre de 2019. El resumen ejecutivo detalla que la producción de petróleo aumentó el 5,7% y la producción de gas el 8%.

En el extenso informe la institución que preside el ex Secretario de Energía Jorge Lapeña detalla que “el acumulado anual (de la producción de petróleo) es de 3,5% superior al año precedente”. Respecto al crudo convencional que “representa el 83,3% del total -producido en el país- disminuyó en el último mes el 2,8% con un acumulado del último año del orden de los 3,3%”.

En definitiva, los indicadores de producción de petróleo convencional registran una caída anual del  32%. Un valor que refleja la falta de una política de incentivos en los yacimientos convencionales y la disminución de la inversión privada en este segmento energético.

Como contrapartida, se describe la producción de petróleo No Convencional que representa el 17% de la producción total del país. El seudo congelamiento impuesto por el Gobierno Nacional no detuvo el aumento de la producción registrando un incremento del “57,9% inter anual y un 56% en el acumulado de los últimos doce meses a agosto de 2019”.

El Gas Natural tiene su propio capítulo. El informe detalla un “incremento de 8% i.a en agosto de 2019” y un aumento del 5,7% para igual periodo del año anterior.

“La producción de gas natural convencional -que representa el 59% del total anual- disminuyó en agosto de 2019 el 5,5% i.a. y el 8,8% en el acumulado de los últimos doce meses”. Es decir, la producción convencional de gas es 40% inferior a la de hace 10 años.   

Al igual que la producción de petróleo no convencional, el gas natural no convencional registra un considerable aumento. El informe registra un incremento del 31,4% i.a y del 37 % en el acumulado de los doce meses a agosto de 2019.

Se observa claramente que la política de incentivos a la producción instrumentada al inicio de la actual gestión (Resolución 46) posibilitó revertir la tendencia declinante y comenzar a sustituir (lentamente) la importación de gas natural (Bolivia y barcos metaneros).

Dentro de las variables e indicadores, el IAE incorporó el capítulo “Vaca Muerta en perspectiva”. En este apartado se detalla la producción exclusiva de Petróleo y Gas de la formación Vaca Muerta por operador y su representación en la producción total. A la fecha, el petróleo no convencional representa solo el 15,1% del total producido en el país.

Como se observa en la tabla, el principal productor de petróleo no convencional  “es YPF, que extrae el 11,2% del total que se produce en el país”. El IAE aclara que su producción representa el 75% de la producción de Vaca Muerta, convirtiéndose claramente en el principal operador.

Respecto a la producción de gas no convencional “Vaca Muerta representa el 22% del total del gas producido en el país” detalla el resumen ejecutivo realizado por el instituto del ex Secretario de Energía.

Esta producción se concentra en tres operadores de importancia. Como principal operador se encuentra Tecpetrol, que produce el 10,2% del total del gas natural extraído en el país, seguido por YPF con el 6,4% y Total Austral con el 3,2%.

Si bien se avanzó mucho en estos últimos años, también es cierto que el gobierno provincial concentró la extracción de los recursos no convencionales solo en algunas empresas y el gobierno nacional implementó constantes cambios en la política energética que terminaron afectando las proyecciones de los inversores.

El 2020 será un año difícil, tanto para el país como para la economía mundial. Será importante que la nueva gestión contemple incentivos para los No Convencionales como para los Convencionales. Para los primeros, se deberá instrumentar condiciones de inversión que posibiliten la exportación de gas y petróleo -en el mediano y largo plazo- a los mercados globales; y para los segundos (convencionales), implementar subsidios destinados a la exploración y producción convencional con destino al mercado local.

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias