CHINA, USA, REINO UNIDO Y SAUZAL BONITO

Cruzados por los sismos y la fractura

El actual gobierno, avanzo en la gestión para instalar sismógrafos en la zona, aunque se desconocen los procedimientos, protocolos y normativas que regirán.
lunes, 11 de marzo de 2019 · 09:43

Mientras la campaña electoral por el sillón de la calle Roca llegaba a su fin la semana pasada, Neuquén volvía a sentir los temblores provenientes de la zona de Sauzal Bonito. El actual gobierno avanzo en la gestión para instalar sismógrafos en la zona, aunque se desconocen los procedimientos, protocolos y normativas que regirán para analizar los temblores y sus causas.

Hace prácticamente un mes escribimos sobre “Sauzal Bonito, Oklahoma y las verdades a medias”. En esa fecha, ingresábamos en la recta final de la campaña electoral pero ningún candidato se atrevió a instalar el tema en su agenda y mucho menos a interiorizarse para –aunque mas no sea- conocer cómo se trabaja en el resto del mundo.

La apertura al mundo que Argentina comenzó hace menos de cuatro años no solo debe estar orientada a temas económicos o de mercados. La apertura también es necesaria en materia tecnológica, científica, social y cultural.

El New York Times publicó el 8 de marzo que luego del sismo de magnitud 4.9 ocurrido en la madrugada del 24 de febrero en la Provincia de Sichuan, la filial regional de China National Petroleum Corporation –el mayor productor de petróleo y gas del país - debió suspender transitoriamente la perforación de un pozo de gas de esquisto luego de una protesta de residentes que sospecharon que la serie de terremotos fueron causados por esta actividad.

La región montañosa es sacudida regularmente por terremotos y el gobierno chino declaró que la zona registró una “activa sísmicamente en los últimos tiempos por razones puramente naturales”. China -al igual que Estados Unidos, Reino Unido y Argentina entre países- ha abrazado la revolución de la fractura hidráulica con la esperanza de dejar de depender de fuentes de energía extranjeras.

 

Set de fractura de China

 

La fractura hidráulica implica bombear agua y productos químicos a alta presión para fractura la roca de esquisto y liberar gas. La práctica es sospechada mundialmente de causar eventos sísmicos en Estados Unidos y el Reino Unido.

 

La diferencia de China con Estados Unidos y el Reino Unido es la normativa para la práctica de esta industria. En ambos países existe un “sistema de monitoreo por semáforo” en línea que registra los eventos microsísmicos con la inyección de agua de fractura y la presión en la formación.

El sistema en el Reino Unido es más estricto que en Norteamérica. Cuando el operador realiza fracturas debe incorporar sismógrafos en el área para monitorear la actividad. En caso que se registre eventos sísmicos mayor o igual a 0.4 en la escala de Richter, el operador debe detener la inyección durante al menos 18 horas, reducir la presión, observar la sismicidad e informar inmediatamente a la autoridad de aplicación. Solo el Estado es quien puede autorizar continuar con la actividad tomando los recaudos ambientales y sociales necesarios para llevar tranquilidad a la población.

 

El gobierno del Reino Unido ha rechazado los pedidos de compañía petrolera y de Ineos -el explorador de lutitas- que solicitó aumentar a 0.5 el nivel de sismicidad. El portavoz del Departamento de Negocios, Energía e Industria de Reino Unido dijo a la prensa que en su momento “hemos establecido estos reglamentos en consulta con la industria y no existen motivos ni planes para revisarlos”.

 

En cambio, en Estados Unidos, donde se han perforado de manera segura más de un millón de pozos de esquisto, el sistema de monitoreo por semáforo tiene un umbral de riesgo mucho más amplio. Las operadoras pueden trabajar con niveles de registro hasta los 4.0 en la escala de Richter; es decir 3.000 veces superior al nivel actual del Reino Unido.

 

Si bien existen diferencias que son impuestas por cada estado o gobierno, lo llamativo es que en ambos países existen procedimientos y normativas para que puedan desarrollar la actividad y convivir con los poblados más cercanos.

 

La industria también está preocupada y se encuentra aplicando distintas tecnologías para determinar si las fracturas producen sismos en zonas con fallas geológicas. En la última Conferencia de Tecnología de Fractura Hidráulica del SPE una empresa presentó un estudio sobre imágenes electromagnéticas. La señal captada por 350 receptores en el suelo mostró el movimiento fluido y sugirió el desarrollo de fracturas en 27 etapas.

 

Se observa la zona de falla y la pluma de la fractura

 

El documento técnico determina que “la señal está migrando hacia la zona de falla y, en su máxima extensión, se acerca al pozo primario”. Estas imágenes llevaron a tomar la decisión de realizar un nuevo plan de perforación y evitar futuras fracturas cerca de la zona de la falla por parte del operador que el informe mantiene en reserva.

 

Como observamos, se puede analizar Sauzal Bonito desde diferentes ópticas y quizás todas tengas parte de verdad. Lo que no se puede hacer es seguir ocultando la cabeza bajo la tierra como un avestruz, manipulando u ocultando la información.

El nuevo gobierno tendrá la misión de poner en agenda el tema, estudiar que se hacen en otros países y presentar a la sociedad la mejor alternativa para vivir y convivir con una actividad que es imperiosa para el desarrollo energético de nuestro país. La industria tendrá que incorporar en sus costos sistemas de monitoreo o tecnología en línea que garantice la buena práctica extractiva; y la sociedad tendrá que entender que el mundo cambia, el progreso no es gratis y el crecimiento y desarrollo es difícil. Por eso, debemos abrir nuestra menta y comenzar a pensar y actuar distinto, sino nuestro camino será China.

Por Raúl Oscar Vila

40%
Satisfacción
20%
Esperanza
30%
Bronca
10%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios