INFORME DEL GENERAL MOSCONI

Caen la producción y las reservas

La producción total de petróleo en 2018 fue 28,4 millones de metros cúbicos, un 21,2% inferior a la del año 2008. Los datos del IAE Gral. Mosconi exponen una realidad que muchos no quieren ni ver ni oír.
miércoles, 06 de marzo de 2019 · 14:47

El informe del Instituto Argentino de Energía (IAE) sobre la gestión energética de los últimos 10 años fue lapidario. Al analizar la década en dos periodos 2009 a 2015 y 2015 a 2018 se observa que la tasa de disminución media anual es idéntica en ambos periodos analizados.

Durante la administración Kirchner la producción de petróleo disminuyó el 17,8%, siendo su promedio anual del orden de los 2,7%. Pero la administración Macri no se queda muy atrás. Entre 2015 y 2018 la producción cayó el 8,07%. De no encontrar una nueva “Vaca Muerta” o aplicar un brusco cambio de rumbo en la política energética, el país se encamina hacia indefectiblemente al desabastecimiento de hidrocarburos convencionales.

Si analizamos la producción por tipo de recursos publicado por el Instituto Gral. Mosconi observamos que la dinámica es diferente. La producción de petróleo no convencional representa un 13,3% del total con una tendencia alcista. Mientras que la producción de crudo convencional que constituye el 87,7% de la producción petrolera y tiene una constante declinación sin miras de recuperación.

Este fenómeno es común en las dos administraciones. Es decir, que cuando combinamos ambas gestiones en un periodo de 10 años obtenemos como resultado la declinación global de la producción petrolera.

En el cuadro podemos señalar que en el año 2008 la producción convencional de petróleo fue de 36.397 Mm3 mientras que en 2018 solo alcanzó 24.884 Mm3, un 32% inferior a lo que el país producía 10 años atrás. Lamentablemente la tendencia en el último año tampoco se revirtió. La producción entre 2017 y 2018 cayó el 1,4%.

Como contrapartida a este escenario, se encuentra la producción No Convencional que creció todos los años de esta última década. La tasa de crecimiento promedio anual es del 70% para dicho periodo, partiendo de niveles de producción muy bajos hasta alcanzar 3.821 Mm3.

Para poder estimar una tasa de crecimiento promedio anual realista y representativa el departamento técnico del IAE tomó los últimos cinco años (2014-2018) obteniendo una tasa promedio anual de crecimiento del orden del 37,5%.

Cabe señalar que los hidrocarburos “no convencionales” son recursos que aún no alcanzaron el nivel de producción de los convencionales. Para alcanzar un autoabastecimiento es necesario tener inversión en exploración. 

La poca o casi nula inversión en este nicho de la industria redunda en un menor descubrimiento de nuevos yacimientos, lo que trae aparejado una menor producción convencional. En los últimos 20 años la Argentina no estimuló las inversiones en áreas pocos exploradas de cuencas existentes o en nuevas cuencas. Esta política errada ha dado como resultado la extracción de hidrocarburos en yacimientos maduros y de alto costo de producción con rendimientos decrecientes.

El IAE, presidido por el ex Secretario de Energía del gobierno de Raúl Alfonsín -Ing. Jorge Lapeña-concluye su informe advirtiendo que “sin exploración de riesgo, la producción hidrocarburífera de yacimientos convencionales del país continuará indefectiblemente su declinación en el mediano/largo plazo”.


Por Raúl Oscar Vila
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
50%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios