Baritina, un mineral utilizado en la industria

Chile mira a Vaca Muerta

Empresarios chilenos están realizando presentaciones con la idea de ingresar al pequeño y selectivo mundo de Vaca Muerta.
miércoles, 11 de septiembre de 2019 · 17:30

El argentino Rubén Membrive, radicado hace varios años en la República de Chile, recorrió nuevamente Neuquén pero con la mirada en el negocio petrolero. El representante de San Rafael Servicios Mineros tiene la intención de convertirse en el proveedor de baritina para los lodos de perforación que se utilizan en Vaca Muerta.

La baritina es un mineral de la clase de los sulfatos. Debido a su densidad se lo utiliza principalmente en los barros o lodos de perforación de pozos, aunque también en la fabricación de pinturas y en la industria del caucho.

Neuquén tiene un desarrollo importante en la minería, aunque su direccionamiento no contempla la industria hidrocarburífera. Los estudios indican que el mineral que se extrae en la zona no cumple con los requerimientos de calidad que exige la norma API.

“La baritina que existe en la zona ha sido de un peso específico menor, ha llegado a niveles de 3,8 o 3,6 cuando la exigencia según norma debe ser 4,2” aseguró Membrive a Plus Energético.

Según la dureza de la roca, el suelo o el tipo de perforación se utiliza un producto de mayor densidad. En Argentina la industria petrolera importa grandes cantidades de este mineral proveniente de la India, China o Perú. “Chile tiene mucho, solo que no ha estado abocado a la explotación masiva” confirmó el representante de San Rafael Servicios Mineros.

En materia de competencia y mercado el empresario se tiene confianza. “Hemos estado trabajando y analizando la expansión que va a tener Vaca Muerta. Consideramos que existe potencialidad para el mercado chileno… las grandes empresas traen grandes volúmenes en barco a Bahía Blanca y realizan sus contactos manejándose con la pequeña y mediana empresa argentina. Nosotros estamos abocados a establecer contacto con este segmento, donde la PyME local no tiene la capacidad de importar 10.000 o 15.000 toneladas desde India, China o Perú”.

La fortaleza del negocio está en ofrecer calidad y logística. La misión es trabajar con volúmenes entre 3.000 y 4.000 toneladas facilitando el acopio en cercanía del área de interés. La diferencia del valor de la tonelada radica en competir por la logística. “Un barco tarda 60 días y nosotros podemos ofrecer el producto en una semana y en volúmenes pequeños” confió Rubén Membrive.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias